Los helados de pimientos de piquillo, protagonistas de la feria Intergelat

0
32

Así, el sector ha aplicado la coctelería y los postres a los helados, ofreciendo sabores que van desde el mojito, la caipirinha y el gin tonic hasta la tarta de queso o de manzana, entre otros.

Los habituales helados de chocolate, vainilla, leche merengada o nata también conviven con nuevas creaciones de pimientos de piquillo, queso de serena de Extremadura o queso de mermelada con tomate.

La feria, organizada por la Asociación Empresarial Nacional de Elaboradores Artesanos y Comerciantes de Helados y Horchatas (Anhcea), reúne a 48 expositores y a más de 75 marcas de helados nacionales e internacionales

Con una extensión de 3.000 metros cuadrados, este certamen sirve de escaparate para que visitantes y profesionales del sector conozcan los últimos sabores y las nuevas formas de presentación y consumo, así como las novedades en maquinaria y servicios para las heladerías.

El presidente de Anhcea y responsable de la feria, José Luis Gisbert, ha explicado, en declaraciones a los periodistas, que una de las características del sector es la de introducir cada temporada una novedad que comparte protagonismo con los sabores tradicionales, como el turrón, el chocolate o mantecado, que representan más del sesenta por ciento de las ventas.

Gisbert ha destacado que la facturación de la temporada 2012 ha sido análoga a la de años anteriores, unos 240 millones de euros, como consecuencia de las elevadas temperaturas registradas durante el pasado verano.

"La primavera no fue muy buena por las lluvias, pero las elevadas temperaturas de junio y agosto nos han permitido mantener unas cifras de venta muy similares a las alcanzadas en 2011", ha dicho.

También ha recordado que el sector depende más de la climatología que de la economía.

"Si el tiempo no es el adecuado, no vendemos, y cuando hace calor, apetece mucho el producto, y aunque las porciones son más pequeñas, seguimos sirviendo helados porque es una venta de impulso", ha señalado el presidente de Anhcea.

Según Gisbert, el sector empieza a abrir nuevos mercados fuera de España, como en Francia, y a recuperar el nivel de negocio que se mantenía hace años en países como Marruecos.

Junto a la oferta expositiva, Intergelat 2012 cuenta con un amplio programa de actividades, como la segunda edición del campeonato de España de heladería, una competición en la que una docena de profesionales del sector demostrará su capacidad para elaborar un helado de leche y sorbete y una tarta helada comercial.

Este concurso, que se desarrollará durante los tres primeros días de la feria, pretende promocionar la cultura heladera y valorar el trabajo de los profesionales del sector.

También habrá una demostración de sandwiches helados, de copas rápidas, de tartas heladas y de decoraciones artesanales, así como charlas sobre las buenas prácticas de heladería y excelencia profesional.

La programación se completa con una exposición fotográfica que recorre la historia del helado desde 1890 hasta la actualidad.