Los hogares españoles incrementan el consumo y gasto en alimentación

0
12

El estudio señala que  continua el aumento en la compra de la carne fresca (+1,4%), especialmente la de pollo (+2,4%) y de cerdo (+0,4%), mientras que se mantiene el descenso en el consumo de ovino/caprino (-10,1%) y del vacuno (-1,5%).

En los últimos 12 meses se ve incrementado el consumo de derivados lácteos (+3,0%) debido al aumento de preparados lácteos (+22,4%), postres lácteos (+13,6%), mantequilla (+11,2%), yogurt (+1,2%) y quesos (+0,2%). Frente a ello se observan ligeras caídas en el consumo de bifidus y leches fermentadas (-0,6%).

También se ha producido un incremento en el consumo de aceite (+1,2%), motivado por el aumento de la variedad de oliva (+1,2%), mientras que la de girasol se mantiene estable (-0,3%).

El estudio constata el aumento de frutas frescas en los hogares (+2,5%), sobre todo de las frutas veraniegas: sandia y melón (+12,0% y 3,7% respectivamente), kiwi (+6,1%) y plátanos (+5,4%).

Igualmente crece el consumo de hortalizas frescas. Se incrementa en +1,2 en el último año móvil. Destaca el aumento de los pimientos (+4,2%), pepinos (+5,7%), zanahorias (+3,7%), coles (+2,2%) y patatas frescas (+2,1%). Por el contrario se constata una reducción en el consumo de ajos (-6,0%), judías verdes (-2,1%) y calabacines (-1,7%).

También presenta ligeros incrementos el consumo de pan (+0,8%), bollería/pasta./galletas/cereales  y arroz (+0,6% respectivamente) y total de pasta (+0,2%). Por el contrario desciende la presencia en el hogar de legumbres (-1,1%)

En relación con los productos lácteos, los datos muestran un descenso en el consumo de leche liquida (-1,0%) y  la compra de las variedades de entera y semidesnatada (-6,6% y 0,5% respectivamente). Por el contrario crece un +4,3% el volumen de la desnatada.

La recuperación en el consumo, principalmente de alimentación fresca, se refleja en el importante incremento de la compra dentro del canal dinámico: tienda de descuento (+7,6%), súper+auto (3,6%) y del hipermercado (+2,4%).

SEPTIEMBRE DE 2012

En cuanto a los datos del último mes de septiembre, se detecta que el descenso en el consumo de alimentos es generalizado en relación a septiembre de 2011. Según los  datos analizados en este periodo, el consumo en los hogares se contrae  en un -2,3%, aunque la caída en gasto es algo menor (-1,5% debido al ligero incremento en los precios medios (+0,7%).

Destaca  la caída en la compra de productos de pesca (-3,6%), a consecuencia del descenso del consumo de Pescados Congelados (11,3%), de las conservas de pescados/Moluscos (-6,3%) y del total Moluscos/mariscos/crustáceos (-5,1%).

El consumo de bebidas se ha reducido de manera importante: los zumos y néctares (-9,2%), las bebidas refrigeradas y gaseosas (-4,8%), el agua de bebida envasada (-2,1%), la cerveza (-1,7%) y el total de vinos espumosos (-5,6%). Este último dato se debe al descenso en el consumo de los vinos tranquilos (-13,0%) y los de mesa (-2,3%). Solo los espumosos/cava incrementaron su consumo (+9,4%).

La compra del aceite cae un -3%, la variedad de oliva (-3,1%) y la de girasol (-2,9%). Disminuye el consumo de leche liquida y derivados lácteos (-0,4%). Sobre todo los preparados lácteos (-12,3%), quesos y yogurt (5,2% y 6,6% respectivamente). La leche liquida cae un 3,6%.

El consumo de hortalizas y patatas frescas desciende un (-2,2%). Destacan la caída de la compra de las judías verdes (-10,1%), tomates (-4,6%) y pimientos (-3,7%). Por el contrario, se observan incrementos en el consumo de ajos (+289,6%), champiñones y setas (+23,2%) y berenjenas (+9,3%).

Sin embargo en septiembre aumenta ligeramente el consumo de productos básicos como el pan (+0,6%) y el total de pasta (+2,0%).

PANEL DE CONSUMO EN HOGARES

El Panel de Consumo de Alimentación en el Hogar que elabora el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente tiene como objetivo determinar, a nivel nacional, la demanda real de productos alimenticios, además de ofrecer al sector agroalimentario un potente instrumento de análisis.

En la actualidad, la muestra se compone de 12.000 hogares, a los cuales se les facilita un scanner o lector óptico y un catálogo de productos. Su colaboración se basa en anotar las compras diariamente, quedando de esta forma registrada automáticamente toda la información.