Los hogares mantienen el consumo de carne interanual, pero cae el gasto

0
10

    En este capítulo destaca el descenso del 8,6% de la carne de ovino y caprino, hasta 87,19 millones de kilos, y una caída del 12,2% del gasto, hasta 871,95 millones de euro.

     El consumo de carne de vacuno también retrocedió en el citado periodo, con el 3,6% menos en volumen (291,46 millones de kilos) y el 4,2% en valor (2.629,23 millones de euros).

     La carne de cerdo se mantuvo prácticamente estable, con el 0,6% menos, hasta 491,03 millones de kilos, si bien el gasto cayó un 1,4%, hasta 2.843,35 millones de euros.

     En el segundo mes del año, el pollo fue la única carne fresca que experimentó incrementos interanuales del 1,1% en volumen y del 0,3% en valor, hasta 679,72 millones de kilos y 2.715,98 millones de euros, respectivamente.

     Por su parte, la carne congelada se situó con un consumo de 81,15 millones de kilos (-0,1%) y un gasto de 362,19 millones de euros (-8,3%).

      En lo que se refiere a la carne transformada, las cifras de consumo subieron un 0,7% interanual, con 571,68 millones de kilos, aunque los hogares españoles gastaron el 1,4% menos en su adquisición, al bajar a 362,19 millones de euros.

     Respecto al consumo de carne en enero, subió un 1% interanual y alcanzó los 2.437,44 millones de kilos, mientras que el gasto descendió el 1,4%, hasta 15.328,19 millones de euros; el consumo per cápita acumulado de 52,88 kilos.

     La carne fresca experimentó un ligero repunte, con el 0,6 % más (1.781,88 millones de kilos), si bien el gasto cayó el 1,6% (10.275,19 millones de euros).

     Tanto la carne congelada como la transformada subieron en el citado periodo, con el 1,9% y el 2%, hasta 82 y 573,55 millones de kilos, respectivamente.

     A pesar del incremento en volumen, el gasto por la compra de estos productos descendió el 7,9% en el caso de la carne congelada (365,8 millones de euros) y el 0,3% en el de la transformada (4.687,19 millones de euros).