Los últimos fuegos elevan a 51.000 hectáreas la superficie quemada en 2011

0
5

EFE.- Los incendios forestales registrados estos días en el noroeste de la península elevan a 51.000 hectáreas el total de superficie forestal quemada en lo que va de año, una cifra similar a igual periodo de 2010.

En línea con otros ejercicios, el fuego se ha concentrado en el noroeste, con más del 64 por ciento del área arrasada por las llamas durante el presente ejercicio.

Durante los últimos días, se han desatado incendios forestales en Aragón, Castilla y León, Asturias y Galicia, aunque los más graves han tenido lugar en la comunidad autónoma gallega.

Hoy, el riesgo de incendios es medio-alto en toda la franja norte y en áreas de Castilla y León, Andalucía y Extremadura, de acuerdo con el mapa de índice de riesgo de hoy, que elabora la dirección general de Protección Civil.

Las altas temperaturas y la ausencia de lluvias en la estación de otoño han propiciado esta situación.

El pasado septiembre, según la Agencia Española de Meteorología (Aemet), fue el más seco desde 1988, con una precipitación media de sólo 16 litros, poco más de la tercera parte de su valor normal, y una temperatura media de 22 grados, casi dos por encima del valor típico del mes.

Junto a las condiciones meteorológicas, la Xunta de Galicia sostiene que la mayor parte de los fuegos en su territorio han sido intencionados.

Hasta el día de ayer, el incendio más grave ha sido el que afecta a Manzaneda (Orense), cerca de la Sierra do Invernadeiro, que ha quemado en su conjunto alrededor de 1.500 hectáreas.

También ha sido de gravedad el fuego de Lobios (Ourense), municipio fronterizo con Portugal, donde se encuentra el parque natural del Xurés, y que afecta a unas mil hectáreas.

De acuerdo con los últimos datos del Ministerio de Medio Ambiente, a 30 de setiembre de 2011 han ardido casi 45.000 hectáreas de superficie forestal, frente a las 52.000 a igual periodo de 2010.

La media de la última década, siempre en la horquilla temporal que va del 1 de enero al 30 de septiembre, se sitúa en las 107.000 hectáreas forestales.

Y frente a los seis grandes incendios de gran magnitud declarados durante este año, en 2010 se registraron once.

Protección Civil recomienda que, en caso de incendio, los ciudadanos intenten a alejarse por las zonas laterales del fuego y más desprovistas de vegetación, caminen en sentido contrario a la dirección del viento, y no se dirijan hacia barrancos u hondonadas, ni escapar ladera arriba cuando el fuego ascienda por ella.