Los mejillones retirados en Francia no procedían de Galicia, según la Xunta

0
29

     "Esta información corrobora que Galicia cumplió estrictamente con la trazabilidad del producto y con los controles llevados a cabo en las zonas de producción de los lotes supuestamente implicados", destaca la Xunta.

     En este sentido, indica que el día 2 de abril el Intecmar realizó cierres cautelares de polígonos de bateas en base a los recuentos de fitoplancton tóxico antes de tener los resultados de biotoxinas, y añade que la confirmación de los análisis del día siguiente "ratificó" los cierres de estas zonas de producción.

     "Toda esta información es pública y está disponible en la web del Intecmar", se precisa en el comunicado.

     Pese a ello, y aún funcionando correctamente el sistema de vigilancia, la Xunta señala que "se pueden dar determinadas situaciones en las que hay una cierta probabilidad de que un producto extraído el día anterior al cierre requiera controles adicionales antes de ser puesto a disposición del consumidor".

    En este sentido, se destaca en la nota que los operadores e intermediarios "tienen la responsabilidad de disponer de sistemas de autocontrol adaptados a los riesgos del producto que están comercializando y de consultar la información disponible sobre el mismo".

     En este caso, el Gobierno gallego indica que de la información que suministra Francia sobre los lotes de mejillón "se derivan dos líneas de investigación". "Una -se explica-, cuyos documentos de registro son de una depuradora de fuera de nuestra comunidad y que, cotejados los datos con los documentos de registro emitidos en Galicia, se observan serias discrepancias en su concordancia".

El responsable, quien pone el producto en el mercado


     "Esta información de la depuradora no garantiza que no se mezclasen partidas de mejillón de varios orígenes o de fechas de extracción diferentes en los envíos efectuados a Francia. Cabe señalar que el responsable, en todo caso, es quien pone el producto en el mercado, en este caso de la depuradora, máxime cuando está emitiendo sus propios documentos de registro para amparar el producto", se destaca.

     Así, explica la Xunta que esta depuradora recibe mejillón extraído el día 1 de abril de Galicia, el 2 se realizan cierres cautelares y a partir de ahí los operadores e intermediarios deben mantener una comunicación constante entre sí y consultar la información -disponible a tiempo real en la web del Intecmar- que se pone a su disposición por parte de las autoridades.

     "De hecho -se añade-, a raíz de los cierres cautelares en Galicia se produjeron alrededor de una docena de devoluciones de mejillón que ya había sido expedido, incluso alguno procedente de Francia, por lo tanto no se entiende porqué este establecimiento depurador situado en otra comunidad autónoma no siguió este procedimiento".

    Una segunda línea de investigación a la que se refiere la Xunta en su comunicado tiene como destino dos instalaciones depuradoras en Francia y donde el mejillón remitido desde Galicia llega para ser depurado allí, "por lo que la responsabilidad es de los propios centros de depuración galos".

     Esta información, según la Administración gallega, "corrobora que en Galicia el sistema de control de biotoxinas funcionó perfectamente en todos los casos".

     "Por eso -concluye el comunicado- no se entiende que hubiera problemas en este caso, cuando en estas fechas también se expidió mejillón gallego en la Península Ibérica, Italia y otros lugares de Francia sin ningún tipo de problema en su consumo".