Los países que impusieron aranceles a China son los mayores exportadores de vino a ese país

0
6

   En una comunicación a sus socios, a la que ha tenido acceso Efeagro, la FEV detalla que esta misma mañana han conocido que finalmente China había aceptado el registro de una queja de su industria de bebidas alcohólicas, que podría suponer la imposición de tasas antidumping y antisubvención a las importaciones.

     No obstante, todavía no hay una decisión sobre el inicio de las investigaciones, precisa la Federación, que vincula el movimiento de China "claramente" a la imposición de medidas provisionales contra las placas solares de China, anunciada por la Comisión Europea.  

    La patronal de la patronal vitivinícola confirma que los productos implicados son los de las partidas 22041000, 22042100, 22042900, 22051000 y 22059000, y afectará así a todo tipo de vino (incluyendo espumosos), al vermut y a otras bebidas aromatizadas.

    El procedimiento de las investigaciones antisubvención de la Organización Mundial del Comercio (OMC) establece un periodo de consultas entre las partes, y China ha determinado este periodo de consultas con la Unión Europea (UE) hasta el 13 de junio, por lo que la EFV no espera que la investigación se inicie antes de esa fecha.

    En el caso de las investigaciones antidumping, por su parte, no es necesario comunicar su inicio con anterioridad, pero es probable que ambas se desarrollen de forma paralela, ha aclarado.

Es "fundamental" participar activamente con las autoridades chinas


    Si las investigaciones se inician finalmente por parte de China, la FEV advierte a las compañías exportadoras que, "en estos casos, la participación activa de las empresas es fundamental".

    Las empresas que exportan a China tienen un plazo de 20 días desde el inicio de las investigaciones para registrarse, lo cual "es recomendable" para que, si finalmente se imponen tasas, éstas sean lo menos perjudiciales posible.

    Las tasas antidumping (AD) se calculan, en general, comparando los precios de exportación con los domésticos, siempre que estos últimos sean mayores a los costes de producción.

    En el caso de las antisubvención (AS) se establece el nivel de subsidios obtenidos por las empresas y se determina su peso en las exportaciones a China.

Diferentes tipos de tasas


    Las tasas que se impondrían, en su caso, serían en principio de 3 tipos: en primer lugar, las empresas registradas y que formen parte de la muestra seleccionada por la autoridad China obtendrán una tasa individualizada según su situación particular.

    En segundo lugar, las compañías registradas que no formen parte de la muestra obtendrán como tasa una media de las tasas impuestas a las empresas de la muestra.

    Por último, la firmas no registradas obtendrán como tasa la mayor de las impuestas a las empresas de la muestra.

    En este contexto, hay que tener en cuenta que las tasas antidumping y antisubvención son acumulativas, lo que supone un riesgo de que haya un gran encarecimiento de los vinos importados.

Las que se registren deberán pasar un procedimiento complejo


    "Las empresas exportadoras deben valorar si están interesadas en registrarse, lo que implica que puedan ser seleccionadas para la muestra", según la FEV.

    "El procedimiento es complejo; hay que aportar mucha información general de la empresa y detallar las operaciones que se hacen con China y las subvenciones que se reciben". ha añadido.

    Si, tras la investigación, las autoridades deciden imponer medidas, éstas estarían vigentes 5 años y podrían prorrogarse 5 años más.

    Las empresas podrían aceptar las tasas impuestas o acordar un precio compensatorio al que se comprometerían a exportar.

Rajoy dice que se cumplen las normas


    Por su parte,
el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, afirmó que respeta la decisión de China de abrir una investigación antisubsidios a las importaciones de vino desde la Unión Europea (UE), pero aseguró que España, uno del los países que más caldos exporta al gigante asiático, cumple toda la legislación.

    "Yo soy muy respetuoso de las decisión que tome cualquier país del mundo, pero desde luego España cumple la legislación que está en vigor con total y absoluta pulcritud", señaló Rajoy en rueda de prensa tras reunirse con el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso.

    "Estoy absolutamente convencido de que todo el mundo en Europa nos va a apoyar a nosotros, a los franceses y a los italianos", agregó Rajoy en respuesta a la pregunta de si cree que Pekín trata de dividir o atacar con este anuncio a la UE.

Y Hollande pide un frente común que nadie le quiere dar


    España, Francia e Italia fueron tres de los Estados miembros que más abogaron por imponer aranceles temporales a los paneles solares chinos,frente a posturas más cautas de otros socios.

    Por eso, el presidente francés, François Hollande, reclamó por su parte una iniciativa de la Comisión Europea para organizar una reunión de la UE y conseguir una posición solidaria de los 27 países miembros frente al desafío comercial con China.

    Barroso señaló que no está al tanto de estas declaraciones del mandatario galo, pero recalcó que "no tiene ningún sentido tener un Consejo (Europeo) relacionado a un tema comercial específico".

    "Eso francamente no sería apropiado", afirmó el presidente de la CE, quien, no obstante, se mostró a favor de que los jefes de Estado y de Gobierno aborden de manera general la política comercial de la UE.