Los pescadores baleares alertan del perjuicio de las prospecciones petroleras

0
9

EFE.- Esta asociación que representa a 16 cofradías de profesionales de la pesca, un sector que en Baleares mueve al año unos 21 millones de euros, ha expuesto once motivos por los que se opone a que hagan prospecciones petroleras.

"Hablamos de once motivos por ser breves, pero muy bien podríamos citar 111 motivos", ha indicado en rueda de prensa, Toni Garau, secretario de la Federación que hoy mismo ha presentado un total de 15 alegaciones las prospecciones contra las prospecciones ante el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Los estudios que maneja la Federación Balear sobre el impacto de los trabajos de prospección en la pesca "demuestran importantes reducciones de la captura de entre un 30 por ciento y un 70 por ciento".

La flota pesquera de Baleares captura anualmente entorno a las 3.500 toneladas de productos marinos, que suponen cerca del 50 por ciento de la cuota de mercado local.

Garau ha descartado que la postura del sector pesquero balear sea parte de una estrategia dirigida a percibir indemnizaciones.

"Este no es ni mucho menos nuestro primer objetivo, a nosotros no nos interesa que nos intenten comprar porque está bien claro que estamos absolutamente en contra" de los proyectos de prospecciones, ha dicho.

En el ámbito medio ambiental esta organización de pescadores ha explicado que las emisiones acústicas que causan las prospecciones tienen un fuerte impacto sobre los caladeros, al producir cambios en el comportamiento de los peces, sobre todo desorientación y estrés en los estos.

Además, estas eventuales actividades exploratorias en el lecho marino harían, de acuerdo a la Federación, que descienda la cantidad de huevas y larvas de las especies marinas, incluidas en las se comercializan.

Garau ha incidido en que el informe de análisis medio ambiental sobre el impacto de la actividad que la industria petrolera planea desarrollar "no contempla los efectos en las reservas marinas" de Baleares, que con siete áreas protegidas es la comunidad autónoma que más tiene.

De acuerdo a la Federación Balear de Cofradías de Pescadores, las prospecciones que se proyectan realizar incumplirían las directrices comunitarias en materia de pesca y también el reglamento de política pesquera de la Unión Europea dirigida a potenciar la protección de las especies y el hábitat de estas.