Los precios del cereal han caído un 25% en España en 2013 pese al año de abundancia

0
14

    Las últimas cifras de Accoe, difundidas a principios de esta semana, sitúan las cotizaciones mayoristas en 174,76 euros/tonelada para la cebada; en 235,83 euros/tonelada para el trigo duro, 202,53 euros/tonelada para el trigo blando; y en 175,48 euros/tonelada para el maíz.

    En una lonja de referencia como la de Barcelona, los precios semanales (fijados este martes) son 183 euros/toneladas para la cebada; 176 euros/tonelada para el maíz no comunitario y 184 para el de la Unión Europea (UE); 218 euros/tonelada para el trigo forrajero (duro) y 223 euros/tonelada para el panificable.

    El trigo ha experimentado en Barcelona una subida semanal de dos euros/tonelada, mientras que el maíz de la UE ha aumentado un euro/tonelada.

Las exportaciones europeas se notan en los mercados


   Según los analistas, las cotizaciones del trigo marchan mejor en plazas europeas, como París, que en el mercado de Estados Unidos, lo que el banco alemán Commerzbank atribuye al dinamismo en las exportaciones de la UE.

    Por ejemplo, la semana pasada, las licencias para exportar trigo europeo alcanzaron el segundo volumen más elevado en lo que va de campaña.

    Commerzbank ha indicado que, sin embargo, el trigo ha vuelto a tocar fondo en el mercado de futuros de Chicago (EEUU) respecto a las cotizaciones de los tres últimos años, porque hay muchas probabilidades de que en la campaña 2014-2015 se repita la abundancia de oferta de la presente temporada.

    Los datos de la Comisión Europea obtenidos por el programa MARS (en inglés, vigilancia de la agricultura por control remoto) y los del Consejo Internacional de Cereales (IGC) avalan que los cultivos de invierno están en buenas condiciones y alejan de momento los temores de daños por heladas en Europa, tanto en la UE como en los países del mar Negro.

El arroz sigue marcado por la masiva llegada del camboyano


    En relación a otro cereal, el arroz, los ministros de Agricultura y Pesca de la UE han abordado, a petición de Italia, el problema de las importaciones masivas de producto procedente de orígenes asiáticos como Camboya.

    Italia, Bulgaria, Grecia, España, Francia y Portugal han alertado de la difícil situación que afrontan los arroceros por la afluencia de las importaciones y su pérdida de ingresos en los últimos años.

    Estos seis países han subrayado que la situación ha empeorado en las últimas campañas por la entrada, sin arancel, de arroz de países en desarrollo, que se benefician de la iniciativa Everything but Arms ("Todo menos armas", en inglés). Los productores han señalado especialmente a los envíos de Camboya.

    La CE ha indicado que en algunos tipos de arroz, los Veintiocho son muy dependientes de las importaciones y que no ha notado "grandes desequilibrios" hasta la fecha en este mercado.

     No obstante, el comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, está dispuesto a actuar si encuentra datos que demuestren que hay "riesgo de crisis", según las conclusiones del Consejo.