Los precios del cereal se recuperan, tras conocer las previsiones de EEUU

0
15

EFE.- En su último informe sobre perspectivas y demandas, estima que la producción mundial de trigo subirá un 3,3 % en 2011/2012, hasta 669,55 millones de toneladas, mientras que para el maíz prevé una cosecha de 867,73 millones, un 6,4 % más que en la temporada anterior.

Los analistas internacionales califican de "exagerada" la reacción negativa de los precios a este informe, aunque esperan una rápida recuperación de las cotizaciones que ya se ha empezado a producir.

El tiempo húmedo en algunas zonas del medio oeste en Estados Unidos amenaza con producir retrasos importantes en las siembras de este cereal, mientras que en el caso del trigo de invierno, el estado de las plantas continúa empeorando.

Así, en el mercado de futuros de Chicago (Estados Unidos), el trigo de venta para el mes de julio cotizaba ayer a 196,9 euros/tonelada, un 2 % más que en la semana anterior, mientras que el maíz se elevó un 7,3 %, hasta 198,8 euros/tonelada.

En España, donde la operatividad del mercado es muy escasa,la resaca del informe de Estados Unidos se traduce en descensos de los precios para la mayor parte de los granos cerealistas.

En el campo, comienza a producirse el engorde de los granos, un proceso sensible a las altas temperaturas, ya que puede condicionar el potencial del cultivo.

En la lonja de Barcelona, el trigo forrajero pierde cinco euros, hasta 251 euros/tonelada, mientras que el panificable repite una semana más a 260 euros/tonelada.

Los datos de los comerciantes detallan que la cotización media del trigo blando y/o importado -en posición almacén- cae un 0,80 %, hasta 247,35 euros/tonelada, mientras que la el trigo duro se reduce un 3,02 %, hasta quedar en 253,67 euros/tonelada.

Respecto al maíz, y en la lonja de Barcelona, el de importación cae un euro, hasta 249 euros/tonelada, mientras que los comerciantes estiman un alza del 0,41 %, hasta 252,63 euros/tonelada.

La cebada de importación pierde dos euros, hasta 218 euros/tonelada en el mismo mercado, mientras que la nacional se mantiene en 228 euros/tonelada.

Los comerciantes sitúan su precio en 222,06 euros/tonelada, un 0,86 % menos.

En cuanto a la alfalfa, en la zona de Lleida, el precio de la deshidratada en balas se reduce ocho euros, tras varias semanas de repeticiones, hasta 175 euros/tonelada, tras el primer corte de la campaña.

El sector espera mantener esta campaña el buen tono de la exportación, teniendo en cuenta la delicada situación del vacuno de leche, su principal cliente.

Respecto a las oleaginosas, en Lleida la harina de colza de importación repite a 215 euros/tonelada y el girasol se queda en 164 euros/tonelada una semana más, mientras que la harina de soja repunta seis euros, hasta 296 euros, y el aceite crudo de soja, lo hace en cinco euros, hasta 875 euros.

La meteorología poco favorable en Estados Unidos también afecta al precio de la soja, que en Chicago gana un 1 % respecto a la semana anterior y cotiza a 345 euros/tonelada.