Los Premios Ecoemprendedores demuestra que la ecología también puede ser un buen negocio

0
1

       El primer premio ha recaído en Smileat, que es una nueva marca de alimentación infantil 100% ecológica. Elaboran y comercializan tarritos de frutas, verduras, carnes y pescados cuyos ingredientes provienen de la agricultura y ganadería ecológica española. Señalan: “Nuestro valor añadido es que solamente utilizamos frutas y verduras de temporada y no añadimos colorantes, espesantes o azúcares añadidos”.

       Elaborados de manera artesanal, sana y ecológica. Smileat hace el reparto en bicicleta en Madrid capital. “Como queremos aportar nuestro granito de arena a la sociedad Smileat dona parte de su facturación a la Organización Pablo Ugarte que lucha contra el cáncer infantil. Los productos de Smileat se puede encontrar en tiendas ecológicas, mercados urbanos, farmacias y tiendas on-line”, nos dicen.

       2El segundo premio ha sido para Fitomims, una empresa que pone a disposición del público todas las herramientas necesarias para que éste pueda hacer en casa, y siguiendo unos sencillos pasos, sus propios productos cosméticos 100% naturales.

      A través de los kits y el material pedagógico(tanto en papel como online), el cliente aprende sobre los usos y propiedades de las plantas mediterráneas gracias a la manipulación de las mismas, lo que genera un valor añadido y un plus de satisfacción. Al frente de la empresa está Marta Martínez.

     Po ultimo, el tercer premio ha correspondido a la bombilla iwoop, una bombilla que lucha contra la obsolescencia programada y la ineficiencia energética. Benito Muros es el alma mater de esta iniciativa. Él lo aclara: “Todo comenzó cuando visité la famosa bombilla del parque de bomberos de Livermore, en California. Enseguida contacté con ingenieros que provenían de equipos de desarrollo de otras facetas y campos tecnológicos donde comprobaban a diario la fabricación mediante obsolescencia programada9 Me planteé el llevar a cabo un cambio radical de filosofía, y, comenzando desde la base, empecé con un producto sencillo y difundido, como es una bombilla; se trata de intentar crear una nueva conciencia mundial a todos los niveles: consumo, fabricación, distribución, diseño”. La bombilla iwoop se puede arreglar cuando se avería. Ahorra energía, residuos, etc.