La organización agraria JARC-COAG ha criticado que las liquidaciones que deben recibir los productores de fruta dulce “se están dilatando demasiado en el tiempo, lo que los deja en una situación de incertidumbre y de falta de liquidez”. De hecho, denuncian que todavía no conocen el precio de liquidación del melocotón y nectarina entregados en junio.

En una reunión celebrada el pasado sábado con la consejera catalana de Agricultura, Meritxell Serret, en el marco de la 62ª edición de la Fira de Sant Miquel, JARC-COAG  le dejó claro que “en el momento de la producción, el agricultor no sabe el precio tendrá que cobrará o cuándo lo va a hacer”. Este hecho representa una violación de la ley de la cadena alimentaria, que establece un plazo máximo de 30 días para realizar el pago en las operaciones de compra y venta.

CRITICAN A LA GENERALITAT DE HABLAR DE circunscripción económica para la fruta catalana PARA OCULTAR LA REALIDAD

En este sentido, el responsable del área de la fruta dulce de JARC-COAG, David Borda, insiste en que es “por ahora, los productores no conocen el precio de liquidación del melocotón y nectarina entregamos en junio”. Borda agrega que este retraso en los pagos se produce en un contexto en el que ya han cobrado el resto de agentes de la cadena.

FRUTA DULCE CATALUÑA JARC COAG 2“Cómo podemos evaluar si los precios de la campaña son buenos si no hemos recibido todavía nada y cuando ya han pasado entre 6 y 9 meses? “, preguntó lBorda. Además, advierte que durante esta campaña, los precios han sido bajos a pesar de la menor producción.

En el sector de la fruta de JARC-COAG, se negó a comparar los precios en origen de la fruta de este año en los años 2013 y 2014, ya que “van a ser nefastos, impidiendo a los agricultores reciban sueldos decentes para ganarse la vida”. Borda sugiere que la comparación se haga con el cálculo de los años 2010 a 2012.

Asimismo, la organización subraya que sin las liquidaciones no pueden hacer ningún balance y que para analizar los precios debe realizarse siempre con las cantidades recibidas por los productores y no sólo con los que cuenta Mercolleida.

por todo esto, la organización agraria insta al Departamento a resolver los problemas de las cotizaciones (precio y plazo de pago) y otros relacionados con el funcionamiento del mercado “antes de hablar de una circunscripción económica para la fruta catalana, extensiones de norma o de observatorios de precios que continúan camuflando la realidad de los  precios en origen”. Para JARC-COAG, el productor desconoce qué valor puede tener hablar de una circunscripción para las frutas catalanas, “ya que posiblemente lo que le importa es que se resuelvan sus problemas más fundamentales”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here