Los productores de huevos alertan a la CE del peligro de una importación de menor calidad

0
11

       Los cambios legislativos más notables de la UE son los que han supuesto mejoras en el bienestar de las gallinas ponedoras.  Aunque los consumidores comunitarios han aplaudido estos cambios, los productores de huevos de países terceros no tienen la obligación de adherirse a estas mejoras y pueden vender huevos y ovoproductos de gallinas en jaulas prohibidas en la UE. El informe subraya que este problema se agravará ante cualquier descenso o eliminación de las tasas a la importación, algo que los productores comunitarios de huevos aseguran que no debe suceder.

     Mark Williams, Secretario General de EUWEP, afirma que: “los cambios realizados en la UE suponen grandes avances para el bienestar de las ponedoras que los consumidores y defensores del bienestar animal han apoyado. Sin embargo, el excelente trabajo del  sector comunitario para mejorar el bienestar de las gallinas puede perderse si la UE no reacciona”.

Los países terceros no tienen la misma protección que los europeos

    “Por supuesto que es más barato producir huevos en jaulas en batería convencionales, ya prohibidas en Europa, pero no es moralmente aceptable que, mientras protegemos el bienestar de nuestras gallinas en la UE, aún se permita importar huevos y ovoproductos producidos con estándares inferiores. El sector del huevo debe ser protegido o, de lo contrario, los niveles de bienestar animal descenderán en la medida en que importemos huevos de países terceros".

    Además, los productores de huevos comunitarios tienen que aplicar una legislación adicional en otras áreas, como la seguridad alimentaria, la sanidad y la alimentación animal y reducir el impacto medioambiental.

    El Presidente de EUWEP, Jan Lähde, manifestó también que "no estamos negando la importancia de la amplia legislación que aplica el sector del huevo comunitario, pero nos preocupa que los productores de huevos y ovoproductos de otros países no cumplan los requisitos que tenemos en la UE. Pedimos a quienes negocian los acuerdos comerciales bilaterales con países terceros que incluyan la obligación para sus productores de elevar los estándares de bienestar de las ponedoras. Mientras tanto, no deben permitirse las importaciones, para asegurarnos de que los avances positivos que hemos conseguido permanecen reconocidos y protegidos.”

     La Organización Interprofesional del Huevo y sus Productos (INPROVO) es el miembro de EUWEP en España. INPROVO ha enviado cartas a los directores generales de Producciones y Mercados Agrarios (Magrama) y de Comercio Internacional e Inversiones (MINECO) reclamando que las negociaciones internacionales no pongan en peligro el Modelo Europeo de producción de huevos.

      Especialmente en el marco de las negociaciones de acuerdos comerciales con socios tan competitivos y agresivos en el mercado mundial del huevo como Estados Unidos, con un modelo productivo muy alejado del comunitario en exigencias normativas y costes de producción.