Los productores de huevos piden implementar los contratos para reequilibrar la cadena

0
28

       Hace un año que entró en vigor la Ley para la mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria y aunque apunta que es un "instrumento" que ayuda a buscar el equilibrio, cree que "está más pensada para la relación entre productor e industria que entre productor y distribución".

     Sobre la situación del mercado, recuerda que la facturación del sector español del huevo cayó hasta los 781,9 millones de euros en 2013, un -35 % interanual, y avanza que, a falta de datos oficiales sobre 2014, no se espera que haya habido una recuperación.

      Calcula que el valor final de la producción avícola de puesta mantendrá una tendencia estabilizada en 2014 frente a 2013.

No entienden la bajada de los precios en origen y en destino


     En cuanto al comportamiento del mercado interno, no ve "ninguna lógica" en la tendencia a la baja de los precios en origen y destino, y que este abaratamiento no se traduzca en un incremento del consumo.

     De hecho, el último informe del Observatorio de Precios de los Alimentos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente revela que el precio en origen de los huevos de clase M a primeros de febrero de este año estaba en los 0,66 euros/docena, lo que significa un descenso del 13,15% interanual; mientras que en destino, el precio fue de 1,43 euros/docena, una caída del 7,14%.

     El consumo en los hogares ha descendido un 4% interanual, situándose en los 0,70 kilos per cápita, según los últimos datos del Panel alimentario (correspondiente a noviembre).

     Por ello, plantea si, "a lo mejor", el sector "no está sabiendo comunicar al consumidor" las potencialidades del huevo, cuya relación "precio-valor nutricional es la mejor del mercado".

      De cara a 2015, prevé una incorporación "elevada" de pollitas en granjas de España y en el resto de la Unión Europa, lo que conlleva, en su opinión, un riesgo de sobreproducción.

Consideran necesario buscar nuevos mercados y consolidar los del área oriental


      Indica que este año no será bueno para colocar productos a buen precio en mercados tradicionales, como Francia, Alemania o Polonia, e intentarán penetrar en nuevos mercados y consolidarse en otros destinos como los países del área oriental.

     En este sentido, detalla que en 2014 se afianzó la salida de productos hacia países africanos y la zona del Golfo Pérsico, pero pide a las administraciones que faciliten más la exportación simplificando la emisión de certificados sanitarios o agilizando las gestiones portuarias para la salida de mercancía.

     España exporta principalmente huevo en cáscara a Alemania, Francia e Inglaterra, Angola, Emiratos Árabes Unidos, Costa de Marfil y Congo, así como a algunos destinos como Hong Kong, donde el "sello de la Unión Europea (UE) vende porque tiene prestigio".

     Dentro de este mercado internacional, Inprovo también está atenta a la negociación entre UE y EEUU para cerrar un tratado de libre comercio y De Vega ya avanza que, si se firma, los productores europeos y los estadounidenses "no están en las mismas condiciones para competir".

     El "problema real", a su juicio, radica en que Europa eliminaría los aranceles y sus productores tendrían que competir con los norteamericanos, que "no tienen los costes suplementarios" aplicados en la UE sobre sanidad y bienestar animal.

     "Hay una lista tan larga" de requisitos a cumplir por los productores comunitarios que, "cuando los comparas" con los de EEUU, se ve que "ellos tienen entre un 13 y un 15% menos" de coste.

     El sector avícola de puesta representa cerca del 5% de la producción final ganadera española y el 2% de la producción final agraria, con más de 800 millones de euros anuales.

     El censo total, con cifras facilitadas por Inprovo a cierre del ejercicio de 2013, alcanzó las 38,1 millones de gallinas ponedoras, de las que el 93,69 % se crían en jaulas; el 3,14% son camperas; el 2,92%, en suelo y el 0,24%, de producción ecológica La producción anual de huevos ronda las 750.000 toneladas, de las que cerca de 140.000 se destinan a la exportación.