Los productores exigen que se apruebe una PAC que no perjudique a los ganaderos

0
5

    Para la organización agraria, es necesario concentrar los recursos y focalizar los apoyos de una manera eficiente en torno a la actividad productiva. Para conseguir este objetivo, la aplicación de la nueva PAC en España debe definir correctamente la figura del agricultor/ganadero activo y exigir una actividad ganadera en los pastos que reciban ayudas, de tal manera que se evite el trasvase de fondos hacia actividades improductivas.

   Por otro lado,destacan que los sectores ganaderos deben ser considerados prioritarios en el diseño de un sistema de ayudas acopladas a la producción, de manera que existan apoyos vinculados a la realidad productiva de las explotaciones andaluzas. "Estas ayudas deben contribuir a la conformación de una renta apropiada en nuestras explotaciones, apoyando con mayor intensidad a aquéllas que resulten particularmente perjudicadas por esta reforma. La propuesta del MAGRAMA en materia de pagos vinculados a la producción no recoge estos objetivos, pues perjudica gravemente a sectores como el caprino andaluz, dotándole de un presupuesto ridículo, y propone la reducción del montante destinado a la vaca nodriza, con el consecuente riesgo de abandono".

Una reformulación completa de la propuesta que está sobre la mesa

    Además, critican qe el Ministerio "pretende primar a instalaciones industriales dedicadas al cebo de terneros que engordan animales procedentes de otros países y que no contribuyen por tanto al desarrollo de la actividad ganadera en Andalucía". EPor ello, esta organización considera necesaria, de cara a la Conferencia sectorial de finales de mes, "una reformulación completa de la propuesta, de tal manera que se dé respuesta a las necesidades de determinados sectores agrícolas y ganaderos sin comprometer los pagos del resto de agricultores y ganaderos españoles".

   Por último, los ganaderos andaluces reclaman a las administraciones públicas que apoyen decididamente los esfuerzos de los sectores ganaderos en la mejora de la competitividad de sus explotaciones, particularmente en materia de concentración de la oferta, mejora genética y, especialmente, a través de las Agrupaciones de Defensa Sanitaria (ADSG), pilar fundamental en la sanidad animal en Andalucía.