Los productores se quejan con el pago de 0,269 céntimos el kilo "el agricultor no cobra nada"

0
6

      Roqué, además, ha asegurado que el agricultor "no cobrará prácticamente nada" con el precio de retirada de la fruta para destinarlo a beneficencia, que se acordó en 0,269 euros por kilo.

      Tanto ASAJA como los representantes de Unió de Pagesos, la Federación de Cooperativas Agrarias de Cataluña (FCAC), Fruits de Ponent y el Canal Aragón Cataluña han alertado además de las ganancias que los intermediarios están obteniendo con la crisis de precios del sector de la fruta dulce leridana.

      Mientras el precio de melocotón y nectarina ronda los 20 céntimos/kilo en la lonja de Mercolleida, el precio de venta al público en Barcelona es de 2,20 y 1,95 euros/kilo, respectivamente, unas diferencias del 1.000 y del 748% que para Roqué sólo benefician a los intermediarios, "una gente que se gana muy bien la vida sin tener que estar en el campo", ha criticado.

Habrá pérdidas este año y el que viene si no hay ayudas rápidas de Europa


      El coordinador de Unió de Pagesos, Joan Caball, ha previsto que tanto la campaña de fruta de este año como la del siguiente "estarán perdidas si no hay acciones rápidas y dinero sobre la mesa".

     Caball también ha criticado la actuación del Gobierno y del presidente, Mariano Rajoy, "más pendiente de colocar ministros en Bruselas que de solucionar la situación del sector".

     Por su parte, el presidente de la FCAC, Ramon Surroca, ha lamentado que el sector se encontrará "con campañas casi terminadas y que serán un desastre de precios".

     Finalmente, el vicepresidente del Canal de Aragón y Cataluña, Simeón Abad, ha criticado la lentitud en la movilización de los 125 millones previstos por la Política Agraria Común (PAC) para repartir entre los países afectados frente a la "rapidez" con la que, a su juicio, se destinaron las ayudas al sistema bancario.

     Los representantes del sector han entregado un documento al jefe de la representación de la Comisión Europea en Barcelona, Ferran Tarradellas, en el que denuncian que la Comisión "no hace nada útil y actúa tarde y mal" y le reclaman medidas urgentes para paliar la situación.

     Mientras unos subían a la sede de la Comisión Europea a entregar el documento, el resto de payeses ha repartido más de 4.000 melocotones a los transeúntes que paseaban por el Paseo de Gracia para que los ciudadanos conociesen su protesta.