Los productos artesanales de los conventos se venden… como Dios manda

0
5

    Con una representación de los artículos más reputados de órdenes religiosas procedentes de toda la geografía nacional, la plaza de Cervantes de la ciudad complutense se convertirá durante este fin de semana en un lugar para la tentación.

Allí, en diferentes puestos, podrá encontrarse una muestra de postres locales tan apreciados como las almendras garrapiñadas o las rosquillas de Alcalá, que pueden adquirirse también durante todo el año en el Convento de las Clarisas.

     A la feria llevarán también sus productos las monjas carmelitas, bernardas, benedictinas, franciscanas o calatravas, entre otras órdenes religiosas