Los regantes aplauden el nuevo cuerpo de la presa de Yesa, que aumentará su productividad

0
26

     "Los pasos que se están dando son en beneficio de todo Aragón y Navarra", ha aseverado Vinué quien ha resaltado que, en el caso de los regantes, estas obras les van a permitir realizar "grandes inversiones" que contribuyan a optimizar los regadíos.

     Y es que, según ha dicho, el "regadío tiene más de 50 años, se ha quedado obsoleto", por lo que "no se podrían realizar grandes inversiones sin tener esta garantía de agua".

   Ahora sí podrán afrontar esa modernización, con la que pueden llegar a producir "el doble de kilos por hectárea", una "mayor producción" que repercutirá en la economía de las diferentes zonas.

Las obras de nueva presa aumentará la seguridad

    
    L
a construcción del nuevo cuerpo de la presa de Yesa, que ya ha comenzado, permitirá "dar más seguridad" a la zona, una vez "superados" los problemas derivados del deslizamiento de la ladera, según ha informado el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Xavier de Pedro.

      Respecto a los deslizamientos registrados en la ladera de la presa, ha dicho que "nunca se puede descartar que surjan nuevas complicaciones", pero que están "preparados, estudiando siempre el entorno de la presa".

     "Los criterios de seguridad" guían la ejecución de esta obra "fundamental", ha dicho De Pedro, quien ha estado acompañado en su vista por miembros de la Comunidad General de Regantes de Bardenas.

     Ha comunicado, además, que están manteniendo contactos con los propietarios de las viviendas que van a ser expropiadas con el objeto de ampliar la zona de seguridad, y al respecto ha comentado que la "impresión es buena, de entendimiento", por lo que espera que "finalmente haya un acuerdo total", aunque no ha aportado cifras sobre el coste que pueden suponer las expropiaciones.

      En este sentido, ha recordado que la CHE ya ha remitido al ministerio la adenda de modificación del proyecto, en el que se plantea la ampliación de la zona de seguridad del embalse recrecido, lo que conllevará la expropiación de las urbanizaciones Lasaitasuna y Mirador de Yesa, plan que podría quedar en exposición pública el próximo mes.

     Respecto a las obras, ha explicado que se está empezando a levantar el cuerpo de la presa, un trabajo que va por zonas y que requiere "un trabajo minucioso, que va a ser poco lento", aunque esperan que dentro de cuatro o cinco meses haya una compactación de toda la longitud de la presa.