La Consejería de Agricultura de Castilla yLeón ha comunicado a nuestra Organización que en 2017 los remolacheros que estén interesados y aún no tengan contrato podrán incorporarse a la ayuda agroambiental de remolacha para las PAC del quinquenio 2017-2021. La Alianza UPA-COAG, que viene demandando la convocatoria de esta ayuda desde hace más de un año, “acogerá con agrado la decisión de la Consejería si finalmente se materializa”.

No obstante, considera que lo ideal hubiera sido que la Administración hubiera permitido la incorporación también en 2016, ya que, la convocatoria en 2017 “siembra cierta incertidumbre entre los remolacheros que están pensando en incorporarse por cuanto actualmente no está garantizado un precio para la remolacha lo suficientemente remunerativo para dos de esas cinco campañas PAC”.

La Alianza recuerda que a partir de 2020 ya no habrá ayuda por parte del Ministerio

Y es que, como ya ha trasladado La Alianza UPA-COAG a la Consejería y a Azucarera Iberia, conviene tener presente que la remolacha tiene garantizado un precio medio de 40-42 €/Tm las campañas PAC de 2017, 2018 y 2019. Sin embargo, en la PAC de 2020 no está garantizado precio alguno por parte de Azucarera. Y en la PAC 2021 además de no estar garantizado el precio por parte de Azucarera, tampoco habría ayuda del Mapama, con lo cual solo estaría garantizada la ayuda de la agroambiental de la Junta de Castilla y León.

Por otro lado, además, advierten de que quienes deseen incorporarse deben tener en cuenta que la agroambiental únicamente permite que sea incumplida o no solicitada uno de los cinco años del contrato agroambiental sin incurrir en la penalización de tener que devolver todos los importes percibidos con anterioridad más intereses.

En otras palabras, de los cinco años el productor tendría asegurado un precio de 40-42 €/Tm en las PAC de 2017, 2018 y 2019; y en los dos años siguientes, PAC de 2020 y 2021, para uno de los dos podría barajar la siempre arriesgada posibilidad de incumplir pero sabiendo que el año restante hasta los cinco no tiene garantizado, a fecha de  hoy, ningún precio lo suficientemente remunerativo para su remolacha.

Por este motivo, desde la Organización consideran que la clave del mayor o menor atractivo que pueda tener la nueva convocatoria de la agroambiental de remolacha en 2017 “va a depender del compromiso de Azucarera Iberia, que debe abrir la negociación más allá del actual AMI de inmediato, y de la propia Administración, para garantizar un precio final lo suficientemente remunerativo para la remolacha en las campañas 2020/21 y 2021/22”.

Salvando las distancias, esta situación es extrapolable a ACOR, en la medida en que la necesidad de garantizar un precio a los remolacheros es ineludible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here