Los sectores del alcohol, la hostelería y el tabaco se unen contra la subida de impuestos

0
18

    FEBE ha alertado de que una subida de los impuestos especiales agravaría aún más la situación dramática del sector, que experimenta un decrecimiento continuado, que alcanza ya el 38% desde el 2008.

     Unos datos "que han impactado negativamente en una industria compuesta en un 80 % por pequeñas y medianas empresas familiares y de la que dependen 360.000 puestos de trabajo", entre los directamente imputables a la industria y los vinculados a otros sectores como la hostelería y el turismo. Ha calculado que, de llevarse a cabo la medida, se perderían 35.000 empleos.

    Como principal canal de distribución, con un 77% del consumo de espirituosos, la medida "impactaría directamente" en el sector hostelero, "que acumula ya cinco años consecutivos de retroceso".

Una situación "claramente discriminatoria"


    La actividad de bares y restaurantes acumula pérdidas cercanas a un 20% desde que se inició la crisis en 2008, ha añadido.

     FEBE ha señalado que, según datos de la Agencia Tributaria, en 2012 la recaudación por impuestos especiales aplicables a las bebidas espirituosas se redujo en 28 millones, un 3,5 % menos que en 2011, y que la recaudación total ascendió a 744 millones, por debajo de los niveles del año 2000 (755 millones), cuando la tasa impositiva era sensiblemente inferior.

    El director ejecutivo de FEBE, Bosco Torremocha, ha denunciado la "situación claramente discriminatoria" con respecto a otros sectores de bebidas con alcohol, que "se ha demostrado ineficaz a la hora de incrementar la recaudación".

     En la actualidad, el consumo de bebidas espirituosas representa el 27,3 % del total de bebidas con contenido alcohólico y sin embargo recauda más de 71 % del total de impuestos especiales aplicables al alcohol.

    "Si lo que se persigue es recaudar más, habría que pensar en reformar la estructura del impuesto especial", agrega.

     Por su parte, el secretario general de la FEHR, Emilio Gallego, considera que "con medidas de este tipo se perjudica a la hostelería, un sector que ahora está gravemente afectado por la crisis y que no puede soportar más impuestos sin que se traduzca en una grave destrucción de empresas y empleo".

Miedo en los estancos al contrabando


  
La Asociación Provincial de Estanqueros de Sevilla (APES) ha alertado del peligro de que el contrabando de tabaco en Andalucía sitúe por encima del 35% actual si se produce una nueva subida de los impuestos especiales. Así lo ha detallado a Efeagro el presidente de APES, Fernando Romero, quien ha apuntado que la "situación es desesperante" y que el contrabando se ha disparado en poco tiempo, al pasar del 2 % en 2010 al 35% actual, que se incrementa aún más en determinadas zonas.

     Ha subrayado que las ventas de los estancos en Sevilla y su provincia se han reducido entre un 40 y 50% debido al impacto del contrabando. Romero ha alertado de "la absoluta impunidad" con la que se está vendiendo tabaco de contrabando "tanto a las puertas de los estancos como en la Feria de Sevilla, donde "no sólo los menores estaban fumando tabaco sino vendiéndolo".

    En su opinión, una nueva subida de impuestos del tabaco provocará un mayor desequilibrio entre el poder adquisitivo de los ciudadanos, muy mermado por la crisis económica, y el precio de las labores. Por lo tanto, "solo habrá una consecuencia lógica, un nuevo incremento del mercado ilegal que supondrá la ruina definitiva de nuestro sector", añade.

    APES ha emitido un comunicado en el que se refiere a las grandes pérdidas que supone para el Estado el contrabando, ya que, el 80% del precio de una cajetilla de cigarrillos son impuestos.

    Ha precisado que una subida de impuestos del tabaco no supone un incremento de la recaudación de impuestos, sino todo lo contrario, como se ha demostrado en las anteriores ocasiones.

    Ha subrayado que, mientras en 2010 el Estado recaudó 7.649 millones de euros, en concepto de impuestos especiales por la venta de cigarrillos, esta cifra disminuyó 775 millones de euros en 2012, año en el que se recaudaron por este concepto 6.874,2 millones.

    Romero pide al Gobierno que estudie y analice profundamente cualquier tipo de subida de impuestos sobre el tabaco "ya que todos saldríamos perjudicados, el primero el Estado y después todo el mercado de tabacos, incluidos, por supuesto, los estanqueros".

    Para la Asociación, una actuación más contundente contra el contrabando sería mucho más efectiva para la recaudación que una nueva subida de impuestos.