Los tractores catalanes, o más bien los agricultores y ganaderos de cataluña, han vuelto a ser convocados a salir a la calle este próximo sábado, para manifestarse en contra de la detención de dos dirigentes independentistas.

Y como ha sucedido en anteriores ocasiones, ha sido JARC, al igual que la Unió de Pagesos, la que lidera la protesta agraria en esta cuestión, al señalar en una nota de prensa que “a raíz de los encarcelamientos de los presidentes Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, de Òmnium Cultural y la Asamblea Nacional Catalana (ANC), anima a todo el mundo a participar a la manifestación nacional unitaria que tendrá lugar en Barcelona el sábado 21 de octubre a las 17.00 h, en defensa de los derechos y las libertades”.

Como entidad adherida al Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, al Pacto Nacional por el Referéndum y a la Mesa por la Democracia, la organización agraria anima “a todo el mundo a manifestarse para evitar más erosiones en las libertades de ideología, de expresión, de reunión, de información, de correspondencia y de privacidad, e impedir la judicialización del debate político y la corrosión de la separación de poderes”.

Esta nuevo posicionamiento en la línea de las protestas independentistas llega en un momento muy tenso en Cataluña. Por un lado porque este jueves 19 el Gobierno espera una nueva respuesta de Puigdemont a su pregunta sobre si ha proclamado o no la independencia, con la amenaza más que seria de aplicar el artículo 155 de la Constitución en caso de que la respuesta sea sí no responda. Una situación que se augura que provocará nuevas protestas, a las que cabe imaginar que se sumarán estas organizaciones agrarias y donde denuevo los tractores catalanes tendrá un especial protagonismo.

Por otro lado, este clima de enfrentamiento y dudas está provocando que la marcha de empresas de Cataluña esté afectando directamente al sector agroalimentario, con Codorníu, Freixenet o Pastas Gallo en primera fila.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here