Los tractores usados triplicaron ventas en 2012 por la crisis, hasta 23.088

0
24

EFE.- Esta tendencia se dio en todas las comunidades autónomas, a excepción de Canarias -en la que los tractores nuevos (86) superan a los de cambio de titularidad (61)-, mientras que, en Galicia y Asturias, los cambios de titularidad (4.086 y 581, respectivamente), quintuplican a los de nueva matriculación (723 y 117 unidades).

De las 23.088 unidades, 12.717 tenían más de 20 años; 2.252 entre 16 y 20; 3.399 entre 11 y 15; y 2.797 entre 6 y 10 años.

En cuanto a las nuevas inscripciones, se vendieron en 2012 apenas 8.655 tractores de media, un 13,47 % menos que en 2011, caídas que afectaron a todas sus categorías: tractores de ruedas (8.546, -13,24 %); de cadenas (84, -23,64 %) y otros (25, -40,48 %).

Destaca en el informe del Ministerio de Agricultura, además, la fuerte demanda de tractores estrechos (viñeros y frutales, especialmente), que representan el 28,3 % del mercado nacional.

Por regiones, las principales ventas de tractores nuevos durante el pasado ejercicio correspondieron a Andalucía (1.879), Castilla y León (1.293) y Castilla-La Mancha (1.085).

Respecto a otras comunidades, figuran entre los compradores de tractores Aragón (644), Cataluña (699), Comunidad Valenciana (447), Extremadura (571), Galicia (723), Murcia (315), Navarra (184), País Vasco (168) y Rioja (140), entre otras.

Entre las marcas de tractores nuevos, lideraron las ventas John Deere (28,2 %) y New Holand (17,6 %), seguidos a cierta distancia por Case, Massey Ferguson, Kubota, Fendt, Deutz-Fahr, Landini, Same, Lamborghini, Claas o Antonio Carraro, entre otras.

En general, las ventas nuevas de maquinaria agrícola alcanzaron las 27.605 unidades en 2012, un 10 % menos, con descensos que también afectaron a los subsectores de maquinaria automotriz (-15 % y 1.320 unidades), maquinaria arrastrada o suspendida (-6,14 % y 12.234) y remolques (-16,29 % y 4.788 unidades), mientras que repuntaron la salidas de "otras máquinas" (+67,49 %, con 608).

La cifra de inversión correspondiente a la maquinaria agrícola inscrita (sin incluir el IVA) en 2012 fue de 674,6 millones, de los cuales 388,9 millones correspondieron a tractores; 105 millones a máquinas automotrices, 140,3 millones a máquinas arrastradas o suspendidas; 29,5 millones a remolques y 19,9 a "otras".

En el caso concreto de la maquinaria automotriz, el informe del Ministerio revela que 380 unidades correspondieron a recolectoras de cereal; 69 a vendimiadoras; 17 de forrajes; 4 de remolachas; 38 de hortalizas; 19 del sector de la madera; 31 vibradoras; 26 plataformas; 14 barredoras y 14 de "otros tipos".