Los veterinarios ven "incongruente" crear más facultades si hay recortes en las existentes

0
3

       Según ha señalado el decano, Juan García Sánchez, hay proyectadas cinco nuevas facultades, la primera de ellas, para el próximo curso, en la Universidad de Lérida, a la que seguiría el año siguiente otra en la también universidad pública de Valencia y otras tres en centros privados.

     En esta concentración ha participado el presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios de España, Juan José Badiola, quien ha expresado su preocupación por el sobredimensionamiento de la oferta de estudios veterinarios que provocarán los nuevos centros, "que no resiste la comparación" con Europa.

    El decano de la Facultad de Veterinaria de la Complutense, Pedro Lorenzo, ha recordado que un centro acorde a la calidad exigida requiere de laboratorios, microaulas de informáticas, salas de disección y necropsia, hospital clínico veterinario abierto 24 horas/365 días al año, granja docente veterinaria o una planta piloto de tecnología.

Rechazo de las universidades pero también de los alumnos

      Por su parte, Felipe Vilas, presidente del Colegio de Veterinarios de Madrid, ha advertido del "daño" que pueden suponer para la profesión al incrementar innecesariamente el número de profesionales y provocar "indeseables situaciones de precariedad sociolaboral".

    Un representante del colectivo estudiantil ha leído un comunicado en que se respalda "sin fisuras" las iniciativas tomadas por la Conferencia de Decanos y el Consejo General de Colegios Veterinarios.

    Asimismo, varias decenas de profesores y de alumnos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León, una de las más antiguas de España, han participado en la protesta, porque las aperturas previstas son un "sinsentido".

    El decano de Veterinaria en León, José Gabriel Fernández, ha explicado a los periodistas que varios organismos internacionales consideran necesario en España "seis o siete" facultades, a pesar de que actualmente ya son doce.

    Estas doce facultades de Veterinaria (nueve públicas y tres privadas) se reparten en Madrid, Barcelona, Córdoba, Extremadura, Murcia, Gran Canaria, Zaragoza, León, Santiago de Compostela y Valencia y se quieren crear cuatro nuevas en Madrid, Lérida, Valencia y Alicante.

    Sin embargo, España solo necesitaría que existieran entre cuatro y siete facultades, según los expertos internacionales, han recordado los convocantes de la protesta. Y cada año se graduan en nuestro país unos 1.200 estudiantes de Veterinaria, mientras que solo se generan unos 600 puestos de trabajo.