Los vinos de Rioja, de fiesta en Fráncfort para fidelizar al comprador alemán

0
50

       Música en vivo, 66 referencias de vinos ofrecidas por personal especializado y una variada muestra gastronómica es la oferta al público alemán este fin de semana, después del "éxito" logrado a principios de agosto en Hamburgo, en otro evento similar que atrajo a cerca de 20.000 personas.

      En el mercado alemán, explicó Lapuente, nunca se había hecho una acción dirigida al consumidor final, pero tras la satisfactoria experiencia de siete años en Londres y estar presentes una semana en Nueva York, el Consejo decidió apostar también por el territorio germano este mes de agosto.

      Las encuestas, apuntó, muestran que, una vez rota la barrera del desconocimiento, el alemán es un consumidor fiel al vino Rioja pero, "en un mercado saturado, con miles de referencias, hay que hacer ruido y estar presente con la confianza de que habrá un retorno".

     A pesar de las dificultades de crecimiento del mercado europeo y de que la apuesta de futuro es la búsqueda de nuevos destinos para la exportación, desde Estados Unidos a China, Lapuente recordó que en estos momentos dos tercios de las exportaciones están dirigidas a Europa.

Los eventos han superado las expectativas del Consejo Regulador


    Los eventos organizados en Alemania han colmado las expectativas del Consejo Regulador, que recuerda que 180 bodegas con Denominación de Origen Calificada Rioja, la mitad de las que exportan, tienen presencia en este país.

      Considerado un mercado maduro y abierto en el que la marca tiene que convivir con muchos competidores australianos, chilenos o italianos, uno de los objetivos es potenciar los crianza y reserva, vinos de calidad y con valor añadido.

     Entre los retos de una región conocida mundialmente por sus tintos -el 90 % del vino DOCa Rioja que se comercializa es tinto, el 5% rosado y el 5% blanco- está también aprender a acomodar la producción a la demanda global, señaló Lapuente.

S    ólo en España el vino blanco tiene una cuota de mercado que ronda el 25%, por lo que la apuesta a corto plazo emprendida por el Consejo es el incremento progresivo de la plantación de variedades blancas para crecer en un nuevo sector en el que la "marca Rioja", afirmó, tiene todavía mucho camino por recorrer.