Los vinos españoles ganan aceptación en el mercado canadiense

0
2

    El gerente de Bodegas Casa Primicia, Iker Madrid, señaló en declaraciones a Efe que "en Canadá, la renta per capita y el poder adquisitivo son muy buenos. La gente tiene una cultura de vino y es un país muy interesante del que esperamos un impulso importante".

    Madrid, la tercera generación de una familia de bodegueros de la localidad de la Rioja alavesa de Laguardia, explicó que dada la situación del mercado español, al sector no le queda "más remedio que exportar" y abrir nuevos mercados.

    "Somos el tercer productor del mundo de vino y el consumo doméstico per cápita es bajísimo", dijo Madrid.

    Según los datos del sector, el consumo de vino en España se redujo a la mitad en comparación al que había hace 25 años y se sitúa en 22 litros según el Observatorio Español para el Mercado del Vino.

Las dificultades de buscar mercado exterior de las pequeñas bodegas


    En este sentido, Madrid señaló que los productores españoles tienen que orientarse al exterior, a pesar de que tampoco los mercados internacionales son fáciles para bodegas familiares como la suya.

    El productor alavés, que exporta sus vinos a mercados extranjeros desde hace más de una década, está presente en estos momentos en 17 países, algunos tan exóticos como Corea del Sur y China.

    "En China llevamos dos años. Estamos empezando. Pero es un mercado tan grande que en dos años nos han comprado el cuarto contenedor, lo que para una bodega familiar que hace algo más de 1 millón de botellas anuales es muy importante", explicó.

    Según Madrid, la única alternativa de los pequeños y medianos productores es abrir nuevos mercados, algo que lleva tiempo, y con productos con una buena relación calidad-precio.

"No se puede competir sólo a precio"


    "Competir a precios es una apuesta que se va a perder porque no hay forma de competir. Se puede competir un año o dos pero después va a llegar otro con productos más baratos y te va a quitar todo" aseveró.

    Pero lo que Madrid tiene claro es que, cuando al vino español se le da una oportunidad en los mercados internacionales, tiene éxito.

    "El vino español en general, y el de Rioja en particular, tiene una buena imagen, porque tiene una relación calidad-precio muy buena. Lo que ocurre es que cuando el consumidor internacional piensa en un vino de relumbrón, o caro, piensa en vinos franceses o en todo caso italianos", reconoció.

(Foto: www.eneek.org)