López Garrido:Berlín ayudará a recuperar la imagen de los productos españoles

0
7

EFE.- Ese compromiso le fue expresado a López Garrido, según dijo el secretario de Estado, por su homólogo alemán, Werner Hoyer, en una reunión en la que abordaron la llamada crisis del pepino.

En su comparecencia ante la prensa, López Garrido subrayó que había expresado la solidaridad del Gobierno español con Alemania por las personas afectadas por la bacteria "E.coli" y comentó que el primer problema por resolver es el sanitario y detectar el origen de la enfermedad.

"España se une a Alemania en los esfuerzos por encontrar una solución al problema sanitario. Ese es el principal problema. Se trata de una enfermedad grave que ha producido muertes", dijo el secretario de Estado.

Asimismo, ambos quieren trabajar juntos para afrontar la dimensión económica de la crisis que ha afectado a varios países europeos y en especial a España por el señalamiento que se hizo inicialmente de los pepinos españoles como responsables de la enfermedad.

A ese respecto, López Garrido insistió en que se había producido un error en el manejo de la crisis por parte del gobierno regional de la ciudad estado de Hamburgo, pero que ahora había que mirar hacia adelante y que esperaba que ese tipo de errores no se repitieran.

"Respetamos que las autoridades sanitarias hagan recomendaciones de higiene, pero lo que no se puede hacer es acusar a un producto concreto de un país concreto de ser el origen de una enfermedad sin pruebas científicas y objetivas", señaló López Garrido al indicársele que la recomendación de no comer pepinos, lechugas y tomates sigue vigente.

En la parte económica, según el político español, los dos países seguirán trabajando juntos en busca de ayudas de la UE.

"España y Alemania van a seguir trabajando juntas para conseguir ayudas de la UE para reparar los daños económicos causados en Europa", agregó López Garrido.

El político español celebró el aumento del fondo de ayuda europea, pero señaló que los 210 millones de euros contemplados se siguen considerando insuficientes tanto por Alemania como por España.

Con respecto a la posibilidad de una demanda por daños y prejuicios del Estado español contra Alemania, López Garrido sostuvo que hasta donde el sabía en ningún momento se habían hecho preparativos para ese extremo.

"Nunca escuché que el Gobierno español estuviera preparando una demanda de Estado contra Estado", dijo López Garrido al ser interrogado al respecto.

No obstante, López Garrido no quiso descartar posibles demandas de instituciones privadas por daños y prejuicios contra la ciudad estado de Hamburgo que probablemente se harían ante tribunales alemanes.

Perguntado acerca de si su tono no podía ser interpretado como "conciliador" tras las irritaciones de las últimas semanas, López Garrido dijo que él no emplearía ese término pero indicó que había que ser "constructivos".

"No emplearía el término conciliador. Los errores que se han cometido se han cometido y los seguiremos señalando. Pero tenemos que ser constructivos, tenemos que trabajar juntos", dijo el secretario de Estado.