Lucha contrarreloj para extraer combustible de barco naufragado en N. Zelanda

0
22

EFE.- Los equipos de rescate de Nueva Zelanda luchan hoy contrarreloj para extraer el combustible del carguero Rena, que causó un desastre ecológico al naufragar el 5 de octubre cerca de la costa norte de Nueva Zelanda.

El jefe de la unidad de salvamento de la Autoridad Marítima de Nueva Zelanda (MNZ, siglas en inglés), Bruce Anderson, dijo que desde que comenzaron las operaciones anoche se han extraído 21 toneladas de las 1.300 toneladas de carburante que se calcula hay en el interior.

Los trabajadores continuarán sus labores en una jornada dominada por el buen tiempo, un mar sereno y sin vientos, aunque después se espera un cambio en las condiciones meteorológicas.

Ayer por primera vez los técnicos pudieron subir a bordo del navío de bandera liberiana, que se encuentra encallado en el arrecife de Astrolabe, a unos 12 kilómetros de la ciudad portuaria de Tauranga, en la Isla Norte.

Se teme que el carguero cause un mayor vertido en el mar debido a la situación del barco, tal y como señaló el portavoz de la empresa de salvamento Svitzer, Matthew Watson.

"El barco está muy deteriorado. Estuve ayer muy cerca y se ve una grieta enorme a babor. La gente que ha visto el barco dice que emite una especie de queja larga y sonora. Es como una bestia que está en muy mal estado", agregó Watson en declaraciones citadas por TVNZ.

El Rena, que tiene varias grietas en el casco y daños estructurales, ya ha vertido al agua más de 350 toneladas, así como ha perdido decenas de contenedores, uno de ellos con una sustancia peligrosa.

En tierra, continúan las tareas de limpieza en la línea costera, donde la mayoría de las playas permanecen cerradas por la marea negra procedente del Rena.

Unas 1.250 aves han muerto a consecuencia del vertido y otras 181 están bajo observación en el Centro de Recuperación de Animales Salvajes.

El primer ministro neozelandés, John Key, dijo hoy a la cadena TV ONE de la televisión neozelandesa, que los costes de las operaciones alcanzan hasta el momento los 4 millones de dólares neozelandeses (3,16 millones de dólares ó 2,3 millones de euros).

Por su parte, el ministro neozelandés de Transporte, Steven Joyce, dijo hoy que la naviera Mediterranean Shipping Company, que alquiló el carguero a la compañía griega Costamare, se comprometió a aportar financiación para ayudar en las operaciones de limpieza, informó el diario "New Zealand Herald".

Las autoridades han imputado al capitán del Rena y al segundo oficial, quienes supuestamente provocaron el naufragio al realizar una maniobra brusca para acortar la ruta.