Ólvega se convierte en un modelo de suministro energético a partir de biomasa

0
6

EFE.- La vicepresidenta primera de la Junta de Castilla y León, María Jesús Ruiz, ha asegurado hoy en la visita a la fábrica de Redi, del grupo Amatex en Cabrejas del Pinar (Soria), que el proyecto de Ólvega será en la primera experiencia de este tipo en la Comunidad.

"Debe ser una demostración en la práctica de que se puede tener un combustible más barato, ecológicamente mejor y que además es un recurso de la propia provincia soriana", ha destacado.

La red de calor distribuido, alimentada por una central térmica de biomasa, es habitual en países centroeuropeos y nórdicos, con un sistema que también está siendo ultimado en el proyecto regional de la Ciudad del Medio Ambiente en Garray (Soria).

"Este proyecto de Ólvega es, en pequeño, lo que vamos a hacer en la Ciudad del Medio Ambiente, con una inversión de 48 millones de euros y una producción de 15 megavatios de energía eléctrica", ha resumido.

Ruiz ha señalado que la Junta tiene vocación se seguir apostando por la sustitución de las energías fósiles por las renovables, como lo demuestra la puesta en marcha de un plan para todos los edificios públicos de la Consejería de Familia, guarderías y residencias de mayores.

Juan Manuel Sánchez, director general de Rebi, ha asegurado que la primera fase, con una inversión de más de un millón de euros, comenzará a funcionar en octubre o noviembre con una potencia instalada de seis megavatios, para dotar de calor a seis edificios municipales.

La previsión, según ha adelantado, es que se vayan conectando a la red edificios públicos dependientes de otras administraciones, como el centro de salud y los centros educativos de la Junta.

Además, la empresa dará la opción a las empresas enclavadas en el polígono industrial Emiliano Revilla y a las comunidades de vecinos que se beneficien del menor precio de la energía producida con biomasa, frente a los combustibles fósiles.

El sistema de distribución de calor permitirá sustituir el abastecimiento energético de Ólvega de las energías fósiles a la biomasa y supondrá un ahorro de un 20 por ciento en la factura energética del Ayuntamiento, unos 150.000 euros anuales, además de evitar verter mil toneladas de C02 a la atmósfera, y generar más empleo.

Ruiz ha señalado que Castilla y León es la Comunidad con más recursos forestales para aprovechar la biomasa y sólo necesita "el concurso de la sociedad para comprobar que se puede tener mejores ratios de calor y confort".

Además, ha deseado que el resto de las administraciones vayan sumándose a esta energía para el suministro de sus edificios públicos, para ir extendiendo el ejemplo entre sus ciudadanos y reducir la actual dependencia exterior de España en materia energética.

El director de Amatex, Alberto Gómez, ha destacado el potencial enorme que tiene la biomasa en Soria, donde se encuentra la materia prima, la población en un radio de doscientos kilómetros y el frío.