Madrid, empieza a superar la contaminación por la capa de ozono

0
6

Ecologistas en Acción.-Ecologistas en Acción denuncia que ya están empezando las superaciones de contaminación por ozono troposferico en la región madrileña. El Gobierno ha sido incapaz de atajar este problema que afecta a la salud y el medio ambiente.

La mayor incidencia solar que se produce a partir de abril genera la formación del ozono malo o troposférico debido a la abundante presencia de los óxidos de nitrógeno que emiten los vehículos en la región madrileña.

En el día de ayer, cinco de las 23 estaciones de la Red de la Comunidad de Madrid superaron el llamado Umbral de Protección de la Salud por ozono troposférico: Orusco, Algete, Guadalix, El Atazar y San Martín de Valdeiglesias.

La normativa que regula esta materia marca como límite obligatorio, a partir de enero de 2010, una cifra máxima de 25 superaciones al año en un periodo de tres años (75 en total en ese tiempo). Durante 2010 en Orusco en sólo 12 meses ya se superó esa cantidad permitida para los 3 años. La concentración que señala la normativa europea y española es de 120 microgramos por metro cúbico (μg/m3) como media durante ocho horas.

La OMS es más exigente y marca un límite en ese mismo plazo de tiempo de 100 μg/m3, con lo que las superaciones de este nivel recomendado son más frecuentes.
La incidencia del ozono “malo” sobre la salud de las personas se conoce desde los años 40 del pasado siglo, cuando en Los Ángeles se descubrió la reducción de la capacidad respiratoria hasta en un 20 %. Por ello, todos los países han establecido normativas para control y reducción de esta contaminación que se produce en nuestro hemisferio durante los meses de mayor incidencia solar: desde abril a septiembre.

La incidencia sobre la salud se ha ampliado a las personas afectadas por todo tipo de problemas respiratorios: los asmáticos, un 8 % de la población, pasaran su calvario particular durante estos meses con disminución de su calidad de vida. Una mayor incidencia de ictus cerebrales también se asocia a los episodios de alta concentración de ozono troposférico, debido su efecto vasoconstrictor.

Del mismo modo, la reducción de la productividad de las cosechas, daños a los monumentos y estatuas, así como al arbolado son algunas de sus afecciones, más allá de los daños directos a la salud humana.

Ecologistas en Acción denuncia una vez más la inoperancia del Gobierno regional ante este grave problema de salud pública y ambiental así como el fracaso del Plan Azul, elaborado en teoría para combatir esta contaminación.

Dado que la contaminación por óxidos de nitrógeno es el precursor de este peligroso contaminante, la única forma de reducirlo es con medidas audaces que reduzcan el tráfico de automóviles, los mayores generadores de estas sustancias. Algo que no está entre los planes del Gobierno de la Comunidad de Madrid, para desgracia de la salud de los habitantes de la región.