Magrama anuncia la revisión de la norma de calidad de quesos para "modernizarla"

0
20

    En un comunicado, el Ministerio destaca que también ha aumentado el gasto en la adquisición de este producto, el 2,8%, debido al incremento de su precio medio en un 0,7% hasta superar los 2.667 millones de euros.

Casi el 4% del presupuesto se dedica a comprar queso

      
    Esta cifra significa que los hogares españoles destinaron el 3,85% del presupuesto medio dedicado a la alimentación a la compra de este derivado lácteo. De media, el gasto per cápita subió el 4,2 % hasta 58,73 euros, según el informe.
      
     El perfil de hogar consumidor intensivo de queso, de rentas altas y medias, está formado por parejas con hijos, cuyo responsable de la compra tiene de 35 a 49 años. Canarias, Murcia, Comunidad Valenciana y Asturias son las autonomías más consumidoras de quesos, en tanto que País Vasco y Castilla-La Mancha son las que menos lo consumen.
      
     Entre las variedades más consumidas aparece el queso fresco, al que corresponde el 29,9% del total, y que es el de precio medio más bajo; aunque en comparación al año anterior, su compra ha descendido en un 1,4% y el gasto en un 1,6%.
      
     Los hogares con un consumo más intenso de queso fresco están formados por 3 o más personas, constituidos por parejas con hijos pequeños y medianos, rentas medias-altas y el responsable de la compra tiene menos de 50 años.
      
    Las autonomías con mayor consumo de este tipo de queso son Valencia, Asturias, Extremadura y Cantabria; mientras que Aragón y Castilla-La Mancha resaltan por ser las que menos lo hacen.
      
     Por su parte, los quesos semicurados concentraron el 21,5% del total del consumo y se ha incrementado su compra en un 4,4%, en línea con el gasto, que ascendió un 4,8%. El consumo per cápita de esta categoría de quesos se situó a
cierre de 2013 en 1,77 kilos por persona y año, el 5,9 % más que en
2012.
     
     El informe recoge que el consumo del queso curado en los hogares cayó el 1,7%, con un alza del gasto del 0,7 % a causa del incremento en su precio medio. Por último, la variedad de queso fundido elevó su consumo durante
el último año en un 4,5 %, al igual que el gasto, que lo hizo en un 4,1 %.