Magrama prevé una producción de trigo duro superior a 995.000 t, un 125% más

0
346

    Otro de los datos destacados en este informe es que la superficie cultivada de tomate en la primera etapa de recolección, de enero a mayo, se ha incrementado en un 4,5% este año, hasta un total de 10.900 hectáreas. La estimación de producción a febrero también cifra un aumento, del 19,7% hasta 1,1 millones de toneladas.

     Sube, además, la superficie de tomate destinado a conserva, con un 0,9% más, hasta 22.900 hectáreas. El avance también prevé un aumento del 1,8% en la superficie de lechuga, con 33.100 hectáreas.

     Por el contrario, se estiman caídas para la cebolla babosa, con un 5,1% menos y 3.200 hectáreas, y la de grano y medio grano, con un 2 % menos y 11.700 hectáreas.

     En cuanto a la patata, la superficie para las variedades extratempranas crece un 7,4% hasta 3.300 hectáreas, acompañada de un aumento del 9% en la producción estimada, con 78.300 toneladas.

     Sin embargo, para las variedades temprana y de media estación se cifran sendas bajadas del 3,4% y del 0,6%, hasta 11.100 hectáreas y 36.400 hectáreas, respectivamente.

     Para el calabacín, se calcula un alza del 3,2% en extensión, hasta 8.600 hectáreas, aunque la producción se mantendrá previsiblemente en torno a los 459.000 toneladas.

     Por último, la superficie de espinaca se cifra en 3.200 hectáreas, un 1,5% más, y la de zanahoria en 6.700 hectáreas, un 6,5% menos. En fruta, el avance estima una producción de plátano similar a la de 2012, con 361.000 de toneladas, un 1% menos.