Magrama y CCAA analizan el documento final de PAC, con desacuerdos en ayudas

0
3

EFE.- Los representantes de las comunidades autónomas y la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, han celebrado hoy las conferencias sectoriales y consejos consultivos de Agricultura y Pesca, donde han tratado varios asuntos, entre ellos, la elaboración del documento de la PAC o repartos de fondos para programas de sanidad animal y control de plagas.



A la conferencia sectorial y al consejo consultivo con la ministra sobre agricultura han asistido los consejeros de Andalucía, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Galicia, La Rioja, Navarra, Castilla y León y Comunidad Valenciana.



En el debate que han mantenido sobre el documento final que regirá el reparto de ayudas de la nueva Política Agraria Común en el horizonte 2015-2020, ha habido "fricciones" a la hora de tratar los criterios de asignación de las ayudas acopladas, según ha asegurado la consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural andaluza Elena Víboras.



La consejera andaluza ha asegurado no entender porqué ha habido "una defensa clara" para otorgar ayudas acopladas al vacuno lácteo de montaña -localizado principalmente a Asturias y Cantabria- y no se ha hecho eso mismo con el olivar andaluz de montaña.



En la misma línea crítica se ha manifestado la consejera de Agricultura de Castilla y León, Silvia Clemente, indicando que "no se puede establecer este reparto", porque supone asignar a zonas de montaña el 39 % del importe total de las ayudas, 93 millones de euros, y el 61 % restante "para las vacas que están en todo el país".



A su juicio, ello va a generar una "desigualdad enorme, porque, además, no se respeta para lo que están pensadas" estas ayudas.



Por contra, la consejera de Agroganadería de Asturias, María Jesús Álvarez, comparte la propuesta del Ministerio para que la ganadería, "la gran perjudicada de la PAC", tuviera una consideración específica dentro de las ayudas acopladas.



Ha subrayado que la ganadería de montaña, como en el caso del vacuno, debe tener un "acoplamiento" mayor (a la producción) porque en áreas montañosas es "complicado" tener una explotación ganadera.



El encuentro ha servido para abordar el documento relativo al control de las relaciones comerciales en la cadena agroalimentaria, un reglamento que deriva de la ley de mejora de la cadena alimentaria.



Sobre este asunto se ha referido la consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano, quien ha valorado este texto cuyo objetivo es buscar la "transparencia" en los contratos porque, según ha manifestado, "beneficia a todos los agentes de la cadena y a los consumidores".



Según ha apuntado, la región manchega ha participado de forma "muy activa" en el desarrollo de esta ley y así lo hará en el desarrollo de sus reglamentos.



El sector vitivinícola también ha estado hoy sobre la mesa de la sectorial después de que ayer las organizaciones agrarias y de las cooperativas del vino no llegaran a un acuerdo con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente sobre la propuesta de Real Decreto de este Departamento para almacenar 3,5-4 millones de hectolitros por un período máximo de seis meses.



A pesar de ello, la consejera manchega confía en que las negociaciones iniciadas finalicen "bien" y ha añadido que desde la región impulsarán y defenderán aquellas peticiones que sean "realistas".



Por su parte,el consejero de Agricultura de La Rioja, Íñigo Nagore, ha mostrado su preocupación en aspectos del vitivinícola, como las denominaciones de origen supraautonómicas, la interprofesional del vino o los dominios de internet relacionados con el vino.



Ha pedido que la interprofesional tenga un objetivo "muy definido", que se agilice el texto de las denominaciones de origen y que la UE tome medidas en el caso de los dominios ".wine" y ".vine".



En cuanto al sector lácteo, ha sido la consejera gallega, Rosa Quintana, la que ha pedido un esfuerzo y la responsabilidad de "todos" para que no se excedan este año las cuotas lácteas porque, de lo contrario, los productores serán sancionados.



"Debemos tomarnos al sector lácteo con rigor, respetar las normas y estar preparados para cuando desaparezcan las cuotas -el próximo año- lo que no significa que nos saltemos la norma antes de que desaparezcan", ha subrayado.