Aunque a nivel nacional en estos últimos días parece que hay un leve cambio de tendencia, el sector cerealista parece condenado a sufrir, sobre todo en materia de precios, en los próximos años.  Según recoge el informe mensual del mes de marzo de 2017 del fondo de inversión Panda Agriculture & Water Fund, al que ha accedido Efeagro, los silos están “repletos hasta los topes” en diferentes países, porque las cosechas en la mayoría de grandes productores llevan años “siendo excelentes”, lo que puede anticipar que el ciclo bajista en precios continuará en 2017 y 2018.

A pesar de que la demanda de cereales continúa creciendo “de forma lenta, pero sin pausa”, especialmente en el continente asiático y oriente medio, “los precios están principalmente influidos en el corto plazo por la oferta, no por la demanda”, como ocurre en la mayoría de sectores agrícolas.

China y Rusia se han visto obligados a sacar al mercado sus elevadas existencias, lo que presiona aún más a la baja los precios

Las cosechas récord en Estados Unidos, Brasil, Argentina, China, México, Rusia y Ucrania e incluso en Sudáfrica, especialmente en soja y maíz, son el origen de la gran abundancia actual.

“Los stocks se acumulan para no inundar el mercado, pero tras años de excelentes cosechas se está llegando al límite”, añade.

Según el informe, el sector cerealista China y Rusia se han visto obligados a sacar al mercado sus elevadas existencias, lo que presiona aún más a la baja los precios en estos primeros cuatro meses del año.

En Estados Unidos se ha disparado la demanda de almacenamiento extra, “incluso hangares de aeropuertos y naves industriales están siendo utilizados para almacenar cereales”.

Sobre otros sectores, los analistas de Panda Agriculture indican que no sólo los precios de los cereales, sino también los de otros cultivos cómo el café y el algodón “se encuentran en la parte baja de los últimos diez años”.

Especialmente el cacao, que debido a una excelente cosecha reciente en África occidental “mantiene su cotización por debajo de sus mínimos de diez años”.

Respecto a la evolución del fondo, ha detallado que Panda Agriculture & Water Fund está en máximos históricos en este primer trimestre del año, por encima del +32% de rentabilidad desde inicio del fondo en mayo de 2013, “evitando el impacto negativo de las caídas en los precios agrícolas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here