A falta de 15 días del comienzo de la temporada de caza, la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) ha insistido nuevamente a la Junta de Andalucía en la necesidad y urgencia de publicar la Orden por la que se fijan las vedas y periodos hábiles de caza (OGV) en el territorio de la comunidad autónoma andaluza ya que es imprescindible para que pueda comenzar la actividad cinegética.

La organización lamenta que la Junta de Andalucía aún no haya informado sobre la situación después de que el pasado 17 de julio ya se alertara de la importancia de su publicación teniendo en cuenta que este hecho supone “importantes perjuicios para el sector y para toda la actividad socioeconómica que la caza genera en la provincia de Córdoba”.

La publicación es imprescindible para que pueda iniciarse la actividad cinegética, que comienza ya el 13 de agosto para el conejo, seguida de la media veda para palomas, tórtola, codorniz y córvidos que comienza el 20 de agosto.  Por ello, es fundamental su publicación inmediata para que puedan formalizarse trámites como las solicitudes de modalidades de caza mayor habituales como las monterías, batidas y ganchos, que comenzarán el próximo 14 de octubre.

Con el retraso en las vedas “se interrumpe o se limita de forma muy seria toda esta cadena económica, crucial para su desarrollo económico”

Por ejemplo, no se pueden tramitar las monterías hasta el día siguiente de la publicación en el BOJA de la OGV. Por tanto, los titulares de cotos, organizadores de cacerías, etcétera, no podrán contratar con plena seguridad los servicios de rehalas, veterinarios, empresas de catering, reservas de hoteles, etcétera hasta no disponer de una autorización administrativa para poder celebrar las cacerías.

Por tanto, con este retraso en las vedas “se interrumpe o se limita de forma muy seria toda esta cadena económica, crucial para el desarrollo económico de la provincia” y, junto a ello, las contrataciones de seguros de responsabilidad civil para las monterías o la contratación de servicios de empresas autorizadas para la gestión de subproductos de origen animal generados (SANDACH) no pueden contratarse con seguridad hasta que la Consejería de Medio Ambiente no las autorice.

Además, los propios cazadores, en especial los que provienen de otros países, están cerrando sus agendas y viajes de caza sin que las fechas de caza estén aún publicadas en la OGV. Tan solo existen borradores de las mismas, que pudieran sufrir cambios de última hora, con el trastorno que ello supondría.

Por ello, Asaja exige a la Junta de Andalucía mayor agilidad con el fin de no perjudicar al sector cinegético y no lastrar la amplia actividad socioeconómica vinculada al mismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here