Más de 50 mujeres aprenden a ser ganaderas a través de la Bolsa de Pastoras de AMFAR

0
10

   El proyecto ha dado comienzo este lunes, día 10 de junio, con la puesta en marcha de tres cursos sobre “La gestión de las explotaciones ganaderas: Manejo del Ordeño y Cuidado del Neonato en la Lactancia Artificial” en las localidades de Valdepeñas, Alcolea y Calzada de Calatrava simultáneamente, y que cuentan con la financiación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

   Sólo dos de las 51 personas que componen el total del alumnado son varones, lo que significa que el 97,5% de las interesadas en formar parte de este proyecto han sido mujeres, que además destacan por su juventud, ya que cuentan con una media de edad que gira en torno a los 35 años.

   Y es que para formar parte de dicha bolsa de empleo, los interesados deben superar con éxito un curso de formación impartido por profesionales veterinarios. El curso consta de 40 horas lectivas, teóricas y prácticas, que se desarrollarán en distintas explotaciones ganaderas y granjas escuela.

Prácticas e innovación

   Concretamente, las prácticas de las alumnas de Alcolea de Calatrava darán comienzo el próximo lunes, 17 de junio, en la Finca Villadiego. Por otra parte, las instalaciones del Centro Regional de Selección y Reproducción Animal (Cersyra), acogerá las  prácticas del alumnado de Valdepeñas, a partir del jueves 20 de junio. Por último, el martes 25 de junio comenzarán sus clases prácticas las alumnas de Calzada de Calatrava, en esta ocasión en la Finca Las Palomas.

    La Bolsa de Pastoras constituye una oportunidad de empleo innovadora para las mujeres y los jóvenes que quieran trabajar en el sector ganadero de Castilla-La Mancha, y supone también una apuesta importante por el relevo generacional que reclama el sector ganadero, en el que sólo el 18% de las explotaciones ganaderas de Castilla-La Mancha tiene como titular a una mujer.

   Con esta bolsa de empleo, AMFAR persigue además la conciliación de la vida laboral, personal y familiar, un factor determinante para favorecer el desarrollo rural y la incorporación de la mujer al mundo laboral.