Más de 700 efectivos en el dispositivo de extinción de incendios forestales

0
26

EFE.- Estos efectivos se han ido incorporando de manera progresiva desde el pasado 11 de junio y estarán disponibles hasta el 30 de septiembre, informa el Gobierno de Navarra en un comunicado.

   Además del personal de la Agencia Navarra de Emergencias, en esta campaña también participan técnicos del Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local.

   Respecto al año pasado, este verano no se instalarán los cuatro puestos de vigilancia ubicados en los observatorios de Montejurra, El Perdón, Higa de Monreal y Arangoiti.

   Según la ANE, las nuevas tecnologías y las facilidades que ofrecen los teléfonos móviles para que cualquier ciudadano pueda avisar al 112-SOS Navarra de un posible incendio "hacen que este recurso no sea necesario".

   En cuanto a los medios materiales, la ANE contará con un avión de carga en tierra; tres helicópteros; 25 vehículos autobombas rurales, con una capacidad de 2.500 litros de agua; 25 autobombas forestales, también de 2.500 litros; cinco vehículos cisterna, con 12.000 litros cada una; y 54 vehículos para el transporte de personal.

   Por su parte, el Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local destinará técnicos para labores de apoyo y, en caso de incendios importantes, aportará maquinaria forestal.

   Con la llegada hoy del segundo turno de bomberos de refuerzo, formado por 82 efectivos, ya están disponibles todos los recursos de la campaña.

   La incorporación progresiva de efectivos comenzó el pasado 11 de junio con la llegada de la Brigada Rápida de Intervención Forestal (BRIF) a la base de Miluce, en Pamplona.

   Este grupo helitransportado está integrado por 12 especialistas y 4 conductores y es capaz de realizar una valoración tridimensional del incidente desde el aire, evaluar la progresión del incendio y valorar la estrategia de extinción.

   También establecen con exactitud el punto del incidente y dan información al Centro de Gestión de Emergencias del 112-SOS Navarra.

   Por otra parte el 21 de junio se incorporó el primer turno de bomberos de refuerzo, compuesto por 52 efectivos, al Parque Central, en Cordovilla (Galar) y a los parques comarcales de Estella, Lodosa, Peralta, Sangüesa, Tafalla y Tudela.

   Asimismo desde ayer están disponibles un tercer helicóptero, que se suma a los dos con los que cuenta habitualmente el Gobierno de Navarra, y un avión de carga en tierra, cedido por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y que tiene su base en el aeropuerto de Noáin.

   Este año, el inicio de la campaña se ha retrasado diez días debido a las intensas lluvias de esta primavera.

   Ante el comienzo de la campaña de recolección y de las altas temperaturas que se esperan para los próximos días, la ANE ha hecho una serie de recomendaciones a los agricultores para evitar el riesgo de incendios de vegetación.

   El peligro de incendio a causa de chispas en los trabajos de recolección del cereal se incrementa en condiciones de humedad relativa baja y estadísticamente se concentran entre las 13:00 y las 17:00 horas, periodo de máxima insolación.

   Por ello es conveniente evitar tanto el sobrecalentamiento de las máquinas o de sus rodamientos como la acumulación de electricidad estática con descargadores en el suelo.

   Asimismo, en días de ola de calor o con humedad relativa por debajo del 30 % es aconsejable disminuir la actividad, o incluso detenerla entre las citadas horas.

   La ANE también recomienda a los agricultores que extremen el cuidado en el mantenimiento de las máquinas.

   También es aconsejable disponer de extintores y mochilas de agua por si hiciera falta una rápida intervención por fuego en la maquinaria, el cereal o la paja. Además es conveniente disponer de un observador que controle todo el campo segado para detectar posibles igniciones.

   Siempre que sea posible es adecuado asegurar la discontinuidad entre las zonas ya recolectadas, las no recolectadas y el terreno forestal, y para ello es importante labrar una franja de campo alrededor de estas áreas con arados de discos después de la cosecha.

   En las operaciones de siega en terrenos con desnivel es aconsejable levantar un poco la pinta de corte cuando se hace el giro de la recolectora entre las 13:00 y las 17:00 horas para evitar el contacto con la tierra y posibles piedras. También es conveniente cubrir con planchas de nailon u otro material metálico la parte inferior del patín.

   Finalmente la ANE recomienda a los agricultores que lleven un teléfono móvil y llamen al 112-SOS Navarra inmediatamente en caso de incendio.

   Además, el Departamento de Fomento ha remitido una serie de recomendaciones a las empresas de mantenimiento de carreteras para que extremen las medidas de seguridad en las actividades que realicen en los márgenes de las carreteras durante los próximos meses. Entre otras indicaciones les pide que dispongan de extintores, mochilas de agua y teléfono móvil.

   Por otra parte, próximamente el Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local publicará la orden foral que limita el uso del fuego en el medio rural con el fin de prevenir posibles incendios forestales.

   La campaña forestal del pasado verano concluyó con 1.639 hectáreas de vegetación calcinadas en 536 incendios. El 78 % de estas hectáreas corresponden a la superficie quemada en los incendios que tuvieron lugar en Aras (966 hectáreas), Ujué (237 hectáreas), Zúñiga (51 hectáreas) y Sorauren -Ezcabarte- (24 hectáreas).

   El mes con mayor número de incendios fue julio, con 183 (el 34 % del total) y 472 hectáreas quemadas, seguido de agosto con 139 incendios y 1.020 hectáreas calcinadas.

   En 2012 el riesgo de incendio de vegetación en Navarra durante la mayor parte del verano fue alto o muy alto debido a las condiciones meteorológicas.

   Prueba de ello son los 39 días consecutivos, entre junio y julio, en los que no se registraron precipitaciones en las estaciones del Gobierno de Navarra en la zona sur y media de la comunidad y las altas temperaturas de agosto, que superaron las medias históricas en hasta tres grados.