Más peticiones al Gobierno de deducciones fiscales para agricultores y ganaderos

0
7

    "Por tanto se precisa una adecuación de los índices de rendimiento neto de las actividades agrarias a la realidad económica del sector productor agrícola y ganadero del ejercicio 2013", han añadido las mismas fuentes.

    "Los costes de producción no han parado de subir a lo largo de todo el ejercicio, destacando el incremento de precios en productos fitosanitarios 3,1%, mantenimiento de material 2,3%, piensos 1,5 %, gastos veterinarios 1,4%, servicios agrarios 0,8 % y semillas y plantones 0,2%", han indicado las mismas fuentes.

    El informe refleja, mes a mes, las pérdidas estimadas en porcentaje y en montante económico en los sectores de los cítricos, frutas o uva, principalmente debido al pedrisco.

    "A estas pérdidas indemnizadas, hay que sumar, la de aquellas explotaciones y cultivos que por diversos motivos el sistema de seguros agrarios no cubre sus expectativas y sobretodo, los daños que ha supuesto sufrir uno de los años con episodios de sequía y altas temperaturas de las últimas décadas", según la Unió.

Los ganaderos son los "grandes perjudicados en el tratamiento fiscal"


    Por lo que respecta a los sectores ganaderos, esta organización los considera "los grandes perjudicados en el tratamiento fiscal".

    Concretamente, los servicios de cría y engorde de aves y cerdos que tienen los índices de rendimiento más elevados del sector agrario, añaden.

    "En sectores como el ovino-caprino, vacuno y apicultura, la grave sequía ha provocado una disminución de los pastos y, en consecuencia, un mayor incremento de los costes de alimentación que no se contemplan en la tributación", ha apuntado la Unió.

    En referencia a la producción de carne de conejo, el sector ha experimentado unas pérdidas anormales a consecuencia de la enfermedad de la hemorragia vírica de la nueva variante y, también, por elevadas bajas de animales a consecuencia de la mixomatosis.