El sindicato vasco EHNE quiere meter más presión contra la macrogranja de 20.000 vacas proyectada en Soria y ha hecho un llamamiento al sector de la leche y a la sociedad en general a movilizarse contra ella, al considerar que, que supondrá el cierre de 436 explotaciones y la desaparición de 730 puestos de trabajo en comunidades limítrofes.

En conferencia de prensa, el presidente de EHNE-Nafarroa, Imanol Ibero, ha asegurado que, desde que el 1 de abril de 2015 desapareciese el sistema de producción bajo cuotas, el sector lácteo se encuentra “en la cuerda floja”.

“Si ese proyecto avanza, la sociedad Navarra no podrá seguir consumiendo leche local”

A esta situación, ha apuntado, se suma el proyecto de la Cooperativa Valle de Odieta, que pretende instalar en Noviercas (Soria), a 50 kilómetros de Navarra, una “macro-explotación” de 20.000 vacas.

“Si ese proyecto avanza, la sociedad Navarra no podrá seguir consumiendo leche local”, ha aseverado Ibero, que ha comparecido ante los medios junto al secretario general de EHNE, Aritz Migueliz, y el técnico del sindicato Felipe Etxetxipia.

EHNE ha comenzado una recogida de firmas de adhesión a un manifiesto en contra de este proyecto y en defensa del modelo de producción familiar.

Además, reclama a las instituciones que establezcan de nuevo controles en las producciones y fijen limitaciones sobre el tamaño de las explotaciones.

Si el proyecto de Noviercas sale adelante, ha declarado, los 168 caseríos que se dedican a esta actividad en Navarra “verán negro su futuro”, con las consecuencias que ello conlleva en el desarrollo rural. “Sin caseríos, no hay futuro en las zonas rurales”, ha manifestado Ibero.

Tres de los siete ganaderos a los que Danone ha dejado de recoger leche han cesado en su actividad

Una vez recabadas las firmas, a finales de marzo, coincidiendo con el aniversario del fin del sistema de cuotas, EHNE las entregará al Gobierno de Navarra, reclamando que se posicione sobre este proyecto.

EHNE también exige al Gobierno foral que aclare cómo se encuentra la solicitud realizada por la Cooperativa Valle de Odieta de ampliación de la granja de Caparroso, que cuenta actualmente con 3.800 vacas.

Tras mostrar su “sorpresa” por el proyecto, EHNE ha considerado que es “increíble” que los propios ganaderos fomenten proyectos que “aniquilan al sector lácteo”.

Por otro lado, ha aludido a la decisión de la empresa Danone, anunciada a finales de 2016, de dejar de recoger la leche en abril a siete ganaderos de la zona de Larraun y Baztan, de los que tres ya han cesado con la actividad.

EHNE se ha reunido con varias industrias para dar una salida a este cese de contratos y ha conseguido “una alternativa” para estos ganaderos.

El sindicato ha hecho un llamamiento tanto a la industria como a la distribución para que, “más allá de las campañas publicitarias que realizan, apuesten realmente por la leche local y compren la leche en estos caseríos de producción familiar”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here