La rosa continúa imbatible en San Valentín y este año, al celebrarse en un día entre semana, será “un regalo recurrente al ser una apuesta segura”, por lo que los floristas esperan repetir la tendencia positiva de 2017 en la venta de rosas. Y, aunque la mayoría sigue siendo de importación (9 de cada 10), está cifra está empezando a cambiar con la entrada de nuevos productores nacionales.

Desde la Asociación Española de Floristas (Aefi) han señalado a Efeagro que “el concepto de producto nacional mejora entre los profesionales de las flores” con la reciente entrada de la empresa soriana Aleia Roses.

 “está consiguiendo no sólo sustituir a rosas importadas de África y Sudamérica, sino también aumentar el consumo de rosa roja en España”

Los datos de la patronal hortofrutícola Fepex reflejan que en los 11 primeros meses de 2017 las importaciones de rosas superaban los 35.657 millones de euros, con Ecuador (23.697 millones de euros) y Colombia (9.210 millones de euros) como principales emisores.

Desde Aefi han apuntado que esperan que estas cifras empiecen a cambiar, ya que en poco tiempo la firma española se ha consolidado como el productor especializado en la variedad de rosas rojas “Red Naomi”, reconocida entre los profesionales.

La calidad de las rosas y la reducción de los plazos de distribución son algunos de los motivos de compra para los floristas a la hora de apostar por la producción española, “lo que nos conduce a prever que el porcentaje correspondiente a la rosa nacional sea cada vez más representativo”.

De hecho, Aleia Roses “está consiguiendo no sólo sustituir a rosas importadas de África y Sudamérica, sino también aumentar el consumo de rosa roja en España”, han apuntado fuentes de la empresa, cuya cuota de mercado de rosas roja en España es en torno al 16 %, con datos de los primeros diez meses de 2017.

Según previsiones de su director ejecutivo, Luis Corella, esperan incrementar este año la cifra hasta alcanzar un 25 %, quien ha avanzado que la campaña de San Valentín “está siendo muy positiva, con más de 500.000 tallos para el mercado español”, en el que es su segundo año en el mercado.

La producción de flor cortada, especialmente de rosas, “tiene futuro”

Para el presidente del Comité de flores y plantas de la patronal hortofrutícola (Fepex), Daniel Marichal, “España puede tener una interesante producción local, de calidad, con variedades demandadas por el mercado nacional”.

La producción de flor cortada, especialmente de rosas, “tiene futuro”, ha afirmado, si bien cree que es necesario que el “gran capital” muestre interés por este sector.

En la actualidad las principales zonas productoras de rosas son Castilla y León (con Soria a la cabeza) y Galicia, así como alguna producción menor en Andalucía o la Comunidad Valenciana (sobre todo la alicantina Elche).

En el caso de Canarias, Marichal ha señalado que, con una pequeña producción, ya no exporta rosas, y eso que “fue pionera en su producción” en la Unión Europea, e incluso llegó a atraer, hace décadas, a empresarios alemanes y holandeses.

Sin embargo, el sector sufrió cuando, entre los años 80 y 90 entraron las producciones primero de África y luego de Ecuador y Colombia, con precios con los que “era imposible competir”, según Marichal a costa de las condiciones laborales de sus trabajadores.

Una rosa que, desde Ecuador y Colombia, “entra libre de aranceles” ha criticado Marichal, quien considera que debería llevar algún canon de entrada, ya que si en estos países de origen tuvieran las mismas condiciones de bienestar social la producción nacional podría competir en igualdad de condiciones.

En su opinión, sin embargo, a medio plazo se puede iniciar un cambio, ya que en algunos países africanos han tenido problemas para abastecer los mercados exteriores por los paros y huelgas de sus trabajadores que demandaban mejoras salariales.

“Los márgenes (de las rosas importadas) ya no son tan buenos”, lo que supone una oportunidad para empezar a recuperar la producción nacional, que aunque aún pequeña, es de buena calidad y tiene futuro si se compite en igualdad de condiciones con las flores importadas, ha insistido Marichal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here