El biólogo y director de ‘Life Iberlince’, un programa de conservación de linces ibéricos, Miguel Simón, ha denunciado a través de sus redes sociales el hallazgo este viernes 28 del cuerpo de un lince muerto que fue encontrado con más de 300 perdigones producidos por “disparos a bocajarro” de escopeta. Marvel, que así se llamaba el animal monitorizado por este programa de conservación, nació en 2015 y su cuerpo fue encontrado gracias al radiocollar que llevaba en la zona del río Guadalmellato, en la provincia de Córdoba.

Simón ha publicado en su perfil de Twitter la imagen del cadáver del animal, en la que se pueden ver decenas de pequeños puntos alrededor de todo el cuerpo, que se corresponden con los perdigones.

“¡Sucesos así son dramáticos para el esfuerzo de dos países y 22 socios!”, afirma Simón en su mensaje en redes sociales, en el que pide una mayor implicación para proteger a este animal en peligro de extinción. Para Simón, sucesos como estos son dramáticos para el esfuerzo que están desarrollando especialmente España y Portugal en poryectos de recuperación de esta especie en el conjunto de la Península Ibérica.

27 linces han muerto atropellados en 2018 y 125 nacimientos

Al menos 27 linces han fallecido atropellados en 2018 en España, lo que supone el “segundo año con mayor número de atropellos de la historia”, un dato que para WWF “sigue siendo negativo”.

Así confirmaba a Europa Press el responsable del Programa de Especies de la ONG, Luis Suárez, quien ha destacado que el número total de linces fallecidos en 2018 “debe estar por encima de los 30” y que la caza furtiva de esta especie “ha sido escasa”, ya que “no ha habido datos muy significativos” en este aspecto.

“Seguimos teniendo una cifra de atropellos bastante alta, aunque el porcentaje respecto al total baja porque el número de linces sigue creciendo”, ha subrayado el experto.

A pesar del alto número de muertes de linces por atropellos, el experto de WWF ha querido transmitir que las “cosas avanzas” y que la evolución de la población de esta especie “en general es positiva”. “Eso es un dato a celebrar”, ha sentenciado.

En el año 2018, según datos provisionales del Ministerio de Transición Ecológica, han nacido “unos 125” cachorros de lince ibérico. Con estos nuevos nacimientos, fuentes del Ministerio prevén “con muchas precauciones” que el censo total de linces en España en 2018 sea superior al de 2017, “con unos 650 linces frente a los 600 del año anterior”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here