El grupo Emperador, de origen filipino y considerado el mayor productor de brandy del mundo, ha completado la adquisición de las bodegas españolas Garvey por 35 millones de euros.

En la operación están incluidas las marcas de brandy y vinos de jerez Espléndido, Ponche Soto, Calisay, San Patricio, Tío Guillermo y Ochavico, así como las instalaciones del complejo bodeguero Bellavista, las bodegas Zoilo Ruiz-Mateos -incluido su centro de visitas-, la viña Cerro Viejo y el contrato de llenado a Sandeman, propiedad de la empresa portuguesa Sogrape.

“Con esta operación, grupo Emperador consolida su estrategia de expansión con los brandies y sherries en el marco de Jerez”

En un comunicado, la compañía filipina ha hecho público el acuerdo alcanzado para comprar Garvey -que hasta 2011 era propiedad de la familia Ruiz-Mateos-, del que se hablaba desde hace meses.

“Con esta operación, grupo Emperador consolida su estrategia de expansión con los brandies y sherries en el marco de Jerez, en el que ha invertido más de 300 millones en este último año y medio”, han apuntado desde la firma.

En este sentido, han recordado la reciente adquisición -junto a González Byass- de las marcas Domecq a Pernod Ricard.

El grupo filipino lideró la producción mundial de brandy con un volumen de 31 millones de cajas vendidas en 2015, según sus datos, con enseñas como Fundador, Terry y Harveys en su portafolio, entre otras.

En España, la compañía está presente desde 2011 a través de una filial, y el pasado mes de octubre suscribió una alianza con la firma familiar española Casalbor Trade para la distribución en el país de algunas de sus principales marcas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here