Mazagón apostará por un ensayo para la plantación experiemental de kiwi

0
36

   Según David López, técnico de la Oficina Comarcal Agraria de Fuente Álamo y Mazarrón, el kiwi producido en las zonas mediterráneas es de mayor calidad que el de importación, lo que favorece su comercialización. Las variedades más tardías, recolectadas en octubre, son de mayor calidad que las tempranas, recolectadas en septiembre.

   El kiwi es un cultivo exigente en riego, pero solo en las fases de desarrollo del fruto. En control de plagas y enfermedades apenas requiere tratamientos. Las técnicas de poda son similares a las del cultivo del parral.

   El diseño de la plantación precisa de polinizadores con apoyo de colmenas, así como de una estructura para proteger el cultivo de la insolación excesiva y favorecer cierto grado de humedad ambiental, aspecto que se refuerza también con el uso de nebulizadores.

    La Consejería desarrolla desde hace dos años una labor de apoyo a los agricultores de Mazarrón para facilitar la implantación de nuevos cultivos que contribuyan a diversificar el monocultivo del tomate que ha caracterizado a esta zona, que sufre la fuerte competencia del producido en terceros países.

   El director general de Industria Agroalimentaria y Capacitación Agraria, Ángel García Lidón, destacó que “la estrategia de diversificación se centra principalmente en variedades extratempranas de frutales de hueso”.

   En este sentido, mencionó las nuevas plantaciones de arbolado, con nectarinos, melocotoneros y albaricoqueros, entre otros, que abarcan unas 20 hectáreas aproximadamente, por iniciativa de una decena de agricultores, que cuentan con el apoyo técnico de la Consejería y la colaboración del Ayuntamiento de la localidad.

   El responsable autonómico señaló que “las variedades extratempranas cultivadas en Mazarrón supondrán la ampliación del calendario de la oferta productiva, lo cual ayudará a los agricultores en la consolidación de determinados mercados, frente a competidores externos”.

   Por su parte, el IMIDA desarrolla cinco ensayos de cerezo en diferentes zonas del municipio para comprobar las variedades que mejor se adaptan en cada una de ellas.

   La Consejería también ha establecido contactos con entidades públicas y privadas para que los agricultores de Mazarrón puedan abordar, a corto plazo, nuevos ensayos con cultivos subtropicales (como mango, aguacate, entre otros), que se llevarán a cabo en las zonas más cálidas del municipio, como Cañada de Gallego.

   Asimismo, se baraja la posibilidad de que los agricultores de esta localidad se integren en la empresa Novedades Varietales del Mediterráneo S.L. (Novamed), sociedad que desarrolla acciones para la obtención de nuevas variedades de frutales de hueso (melocotón, nectarina y chato), en colaboración con el IMIDA.