Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante ha denunciado la proliferación de envenenamientos masivos y cierres de piquera de colmenas (puertas de las colmenas) en toda España durante los meses de mayo y junio. En concreto, la sectorial apícola de esta organización ha detectado un envenenamiento en Alicante, con 150 colmenas afectadas; otro en Valencia, con un total de 170 colmenas; y otro en Palencia, donde se han envenenado 178 colmenas. Cabe recordar que estos actos vandálicos están tipificados en el código penal como delito contra el patrimonio con pena de 1 a 3 años de prisión.

Tres campañas se arrastran ya en las que cierres de piqueras y envenenamientos se suceden sin control y cada año van a más. Entre 2016 y lo que llevamos de 2017, energúmenos delincuentes han matado 800 colmenas de varios apicultores y han dejado despobladas y envenenadas a 100 en España, todas de apicultores pertenecientes a Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante.

“Estos delincuentes actúan con la alevosía y provocan la pérdida de la cosecha anual y el sustento de familias enteras”

En los dos últimos meses, la sectorial apícola de nuestra organización ha tenido conocimiento de un cierre por envenenamiento en Alicante, con 150 colmenas afectadas; otro en Valencia, con un total de 170 colmenas; y un cierre de piqueras en Palencia, donde se han muerto 178 enjambres.

“Estos delincuentes actúan con la alevosía que define a alguien sin escrúpulos que daña la propiedad de otro sin medir las consecuencias que, en algunos casos, son la pérdida de la cosecha anual y el sustento de familias enteras”, afirman María José Mahiques, técnico de la sectorial apícola de ASAJA Alicante. Debido a la naturaleza de este tipo de actos, “pillar” al delincuente es complejo, pero les consta que, tanto la guardia civil como el resto de cuerpos hacen un gran esfuerzo por descubrirles.

Desde ASAJA Alicante y su sectorial apícola el contacto con el grupo ROCA y SEPRONA es continuo para defender los intereses de sus asociados y se reclama desde hace mucho tiempo una vigilancia continua y especializada de los bienes del campo, “ya que no podemos permitir que actos vandálicos sobre las abejas queden impunes”.

Muerte masiva de abejas a causa intoxicaciones agroambientales por un mal uso de los fitosanitarios en el campo

Por otra parte, otra de las lacras que afecta gravemente a la apicultura es la muerte masiva de abejas a causa intoxicaciones agroambientales por un mal uso de los fitosanitarios en el campo. El protocolo actual es lento y de difícil ejecución, por lo que piden a la Administración que “ponga en marcha un sistema de actuación que sea eficiente y rápido y que vele por un equilibrio ordenado de agricultura sostenible a través del uso racional de productos fitosanitarios y evite la intoxicación de las abejas”.

Según la Sectorial Apícola de ASAJA Alicante, “lo normal en estas fechas es que los apicultores estén doblando colmenas, sacando miel y recogiendo enjambres, por lo tanto, es en ésta época del año cuando encontramos las explotaciones apícolas en su máximo esplendor”.  Por ello, nos resulta paradójico que estas acciones “con tintes delictivos” se concentren, sobre todo, coincidiendo con la primavera, con lo que el apicultor no solo ve mermada su producción, si no que se pone en peligro la viabilidad de las colmenas y de la explotación ganadera.

Asimismo, ponen de manifiesto que desde los organismos internacionales se aboga por la defensa de la abeja y que, en la Comunidad Autónoma valenciana, “se permite o no se investigan a fondo estos actos delictivos. Los apicultores estamos desesperados y es necesario que la Administración autonómica y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado adopten una posición ejecutiva y se reduzca al máximo el elevado porcentaje de mortandad de estos animales”, aseguran desde la organización.

3 Comentarios

  1. Y todo esto , ¿por el extraño placer de hacer daño,…? ¿Puede haber algún interés económico oculto que a mi no se me ocurre, en estos actos vandálicos?

    • Pues a mi se me ocurre que igual quieran cargarse las colmenas para que no polinicen a ciertas variedades de naranja/mandarina, para que salgan los frutos sin semillas. Sospecho que hay quien fumiga en floración para cargarse las abejas y obtener este resultado, se me ocurre que algun que otro sujeto podría ademas ir directamente a las cajas de las colmenas. Pero bueno, solo una sospecha inocente.
      Mientras las autoridades no se lo tomen en serio poco se puede hacer. Es necesario que salgan al campo a tomar muestras de residuos para ver quien trata y quien no, mucha legislación pero poca aplicación. Asimismo es necesario que pongan límite a los pesticidad que se puedan aplicar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here