Menores siembras mundiales y el repunte del consumo dará alas al algodón español

0
19

   Todo apunta a que caerá algo la cosecha próxima por las menores siembras, aunque de momento los algodones han nacido bien y están respondiendo adecuadamente mientras que no se vislumbran problemas de plagas ligados a la humedad, detalló Valencia.

    Pese a las incertidumbres sobre cómo puedan comportarse los precios este año, fuentes de los productores destacan que todo apunta a que pueden darse precios entre un 10 y un 15% superiores al ejercicio pasado -cuando el algodonero sufrió un descenso de las cotizaciones de entre un 20 y un 25 % frente a la anterior-.

    Y es que las siembras mundiales han descendido porque muchos productores se han decantado en su elección por cereales y otros herbáceos por su alto precio, según ha explicado Valencia.

    Según recoge el último boletín semanal de información agraria Junta Andalucía -con datos del 27 de abril al 3 de mayo de 2013-, en Sevilla se estima que la superficie que se sembrará oscilará entre las 44.000 y 45.000 hectáreas.

    En Huelva también prosiguen las siembras y, en las zonas más adelantadas de Jaén, se aprecian los hilos de siembra.

Las hectáreas de este cultivo bajarán levemente este año


    Las estimaciones provisionales de la Administración autonómica hablan de 68.640 hectáreas -el Valle del Guadalquivir andaluz concentra casi todo el cultivo español-, un 1,54% menos respecto a las 69.713 del ejercicio anterior, que se saldó con 191.317 t.

    Según los datos provisionales del Comité Consultivo Internacional del Algodón, en la campaña 2013-2014 se sembrarán 32,2 millones de hectáreas en el mundo, un 5% menos que en la anterior, mientras que la producción sumará 24,6 millones de toneladas, un 6,56% menos.

    China y EEUU obtendrán 6,7 millones y 3 millones de toneladas, respectivamente, mientras que la India aportará 5,7 millones de t más, lo que muestra unas cifras a la baja en los tres casos.

    Entre los factores que explican la disminución de la producción en China, figura la escasez de mano de obra, ya que los trabajadores agrícolas migran a las ciudades en busca de empleo urbano.

    El uso industrial será de 24,3 millones de t a nivel global, un 2,27% menos, mientras que a China corresponderán 8 millones de toneladas en este concepto, la cifra más baja en diez años.

    La caída del uso industrial en China será parcialmente compensada por los aumentos en La India, Bangladesh, Turquía y Pakistán.

    En cuanto a las existencias finales, en el ejercicio 2012-2013 alcanzaron 17,90 millones de t, cifra que escalará hasta 18,25 millones de t en la campaña 2012-2014, según este Comité.

    Los stocks mundiales llegarán a 18 millones de toneladas en julio de 2014, equivalente a 9 meses de consumo industrial.