Mercalicante ha superado de forma satisfactoria la auditoría de seguimiento medioambiental ISO 14001. Este sistema de gestión que concede la certificación medioambiental está implantado desde 2007 en sus instalaciones, con el objetivo de gestionar mejor los recursos naturales, la energía y el medio ambiente.

En el capítulo del alumbrado público, se redujo el consumo en un 12’61%. Esta mejora de la eficiencia energética se ha conseguido gracias a la sustitución de halógenos por lámparas LED en el alumbrado público, la colocación de sensores de presencia y la detección precoz de averías para su reparación inmediata. Además, se ha regulado la máquina de frío-calor del edificio administrativo, a través de la programación del funcionamiento en función de los horarios y necesidades del servicio.

Por otro lado, la auditoría de la certificación medioambiental ha permitido renovar el certificado anual de Asignación de Energía Renovable, al comprobar que todo el consumo eléctrico de Mercalicante procede de fuentes de energía renovables. Para la directora general del parque alimentario, Dolores Mejía, “la renovación de esta certificación medioambiental, y su seguimiento año a año, demuestra nuestro firme compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente. Además, en cada ejercicio vamos ampliando la proyección de las medidas adoptadas, con el objetivo de incluir en ellas tanto a las empresas ubicadas en el parque, como al resto de usuarios. Y lo cierto es que la respuesta por su parte siempre es positiva y colaboradora”.

Según la auditoría, en 2016 se recogieron en Mercalicante casi 700 toneladas de residuos totales, de los que se llevaron a reciclaje 120.  Es decir, el 17% de los residuos generados fueron plásticos de envases fruteros, cajas de madera, palés y cartones que pudieron ser reciclados o reutilizados.

Hay que recordar que Mercalicante ha puesto en marcha un Plan de Gestión de Residuos que incluye la instalación de 18 contenedores de dos metros cúbicos para la recogida de residuos orgánicos y 35 jaulas para reciclado, además de la ubicación de un Punto Verde alejado del funcionamiento normal del mercado, donde se gestiona el depósito final de los distintos contenedores previo a la retirada por los gestores autorizados.

Como viene siendo habitual desde hace años, Mercalicante llevó a cabo en 2016 diferentes proyectos medioambientales, con el objetivo de involucrar a clientes y usuarios de sus instalaciones y de divulgar las buenas prácticas dentro del recinto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here