Merkel no cree que la UE logre un acuerdo sobre el presupuesto en esta cumbre

0
4

A juicio de Merkel, el no lograr un consenso en esta reunión "no es dramático, si lo tomamos como una primera etapa".
Según explicó, "las posiciones son aún muy distantes", y añadió que, "si es necesaria una segunda etapa, nos tomaremos el tiempo necesario".
La última propuesta de Van Rompuy, que los líderes europeos deben valorar hoy consiste en mantener los 80.000 millones de recorte, al la vez que se redistribuyen los recursos de manera que incida menos en las sensibles partidas de agricultura y cohesión.
Por su parte, el primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, afirmó a su llegada al Consejo que la última propuesta "va en la buena dirección", aunque se pronunció en la línea de Merkel en cuanto a que desconfía de que se pueda llegar todavía a un acuerdo.
"Hay progresos, pero los progresos son insuficientes", subrayó.
Según Juncker, "hoy las posiciones están alejadas unas de otras y será difícil conseguir un acuerdo definitivo".
Preguntado por los pasos siguientes en caso del fracaso de las negociaciones en esta cumbre, señaló que no cree que vaya a haber un nuevo Consejo Europeo enfocado en los presupuestos este año.
"Probablemente se haga en los meses de enero o febrero", indicó, Juncker, que recordó "nunca hay acuerdos en los primeros intentos".
El primer ministro de Bélgica, Elio Di Rupo, consideró asimismo a su llegada que el "gran problema" de las negociaciones es que "no hay suficiente dinero" de cara al futuro presupuesto.
"El elemento esencial de base es que se reduce el volumen total y eso es verdaderamente dramático, porque los países de la Unión Europea tienen necesidad de un apoyo", indicó.
Di Rupo responsabilizó al Reino Unido de la inexistencia de una "ambición financiera".
Sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo en esta cumbre, señaló que Bélgica va a "trabajar, negociar y escuchar" con el objetivo de "intentar encontrar una vía".
Van Rompuy ha cifrado el presupuesto comunitario de los próximos siete años en torno a 973.000 millones de euros.
En su nuevo proyecto, mantiene el recorte planteado inicialmente de 80.000 millones de euros, pero lo redistribuye de manera que se incremente en 7.700 millones y 11.000 millones de euros, respectivamente, los fondos agrícolas y de cohesión.