La directora general del Agua del Ministerio, Liana Ardiles, aseguró al responsable cántabro de Medio Ambiente, Miguel Ángel Palacio, que la alternativa que ha planteado al bitrasvase del Ebro para Cantabria “es provisional” y se ha ofrecido a sufragar los gastos que se produzcan para ejecutarla.

Según informa en nota de prensa el Ministerio, Ardiles ha garantizado al Gobierno de Cantabria el abastecimiento de agua a la región y a su capital pese a la sequía en la cabecera y el eje del Ebro a través del sistema Saja-Besaya.

La directora general ha insistido en que “la emergencia en la cabecera y el eje del Ebro motiva una alternativa provisional para abastecer a Cantabria desde la cuenca del Cantábrico, en aplicación del Plan de Sequía de la cuenca del Ebro”.

Y ha reiterado que la solución planteada por el Ministerio “es temporal, mientras el eje del Ebro sufra esta situación de emergencia, con el objetivo de garantizar el abastecimiento de agua a Cantabria”.

Medio Ambiente garantiza el abastecimiento de agua a la región y a su capital, Santander, pese a la sequía en la cabecera y el eje del Ebro

Mientras, Ardiles ha dicho que el Ministerio sufragará los gastos que suponga la ejecución de las obras de la alternativa hidráulica propuesta por el Estado.

La propuesta planteada por Medio Ambiente “garantiza el abastecimiento de agua a la región y a su capital, Santander, pese a la sequía en la cabecera y el eje del Ebro”, enfatiza el Ministerio en el comunicado, en el que señala que con esa solución se da respuesta “con la máxima celeridad, a la petición de reunión solicitada por el Gobierno cántabro”.

En el encuentro, celebrado en Madrid, también han estado los presidentes de las Confederaciones Hidrográficas del Cantábrico y del Ebro y sus equipos técnicos.

Ardiles ha dicho que la propuesta para Cantabria se incluye en los planes puestos en marcha en todas las cuencas hidrográficas de competencia estatal y cuyo objetivo es minimizar los impactos ambientales, económicos y sociales de eventuales situaciones de sequía así como mejorar la gestión del recurso hídrico durante las situaciones de escasez.

La cabecera y el eje del Ebro llevan 3 meses en esta situación de emergencia (tras otros 6 previos entre prealerta y alerta), una situación conocida por el Gobierno de Cantabria y que motiva que como alternativa provisional se puedan abastecer de la cuenca del Cantábrico, integrándose como usuario en el sistema Saja-Besaya, añade el Ministerio.

El Ministerio se ha comprometido a que se hará cargo de las obras necesarias

“Se trataría en todo caso de una alternativa temporal y excepcional que permita garantizar el abastecimiento de Cantabria y de su capital, desde otra fuente de agua, que en este caso únicamente podría ser desde la cuenca del Cantábrico, a través del sistema Saja-Besaya, y mientras la cabecera y el eje del Ebro se encuentren en esta situación de emergencia”, ha explicado.

Y la directora general se ha comprometido a que el Ministerio se hará cargo de las obras, porque asegura que “ha trabajado y trabaja en todo momento para garantizar el suministro a Cantabria y su capital y ofrecer la solución más ajustada a la realidad y a la legalidad, para no retirar agua de una zona del Ebro donde ya se han establecido restricciones al uso, estimadas en un 25 %”.

En el encuentro, según el Ministerio, el Gobierno de Cantabria ha propuesto analizar otras vías de suministro que, en todo caso, partan de los recursos del Ebro.

Pese a informar el Miinsterio de que en la actual situación de sequía no resulta viable arbitrar esta solución e insistir en el suministro alternativo y viable desde el sistema Saja-Besaya, Ardiles ha asegurado que este departamento sigue abierto a continuar las conversaciones con el Gobierno de Cantabria para llegar a una situación estable que cumpla con los requisitos de la legislación de aguas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here