Ministros mediterráneos abogan por proteger la diversidad genética agrícola

0
3

EFE.- En la clausura de la décima reunión ministerial del CIHEAM, los participantes pidieron situar la cooperación agrícola "en el centro de las relaciones diplomáticas entre los países vecinos", según el comunicado oficial.

Entre las recomendaciones acordadas por los representantes de los trece países del CIHEAM está "avanzar sobre la cuestión de la seguridad alimentaria en el Mediterráneo en el ámbito nacional y hacer avanzar la cooperación agrícola regional".

También remarcaron que las políticas nacionales y regionales de desarrollo agrícola, agroalimentario y rural deben respetar "la protección de la diversidad genética (animal y vegetal)", así como "las estrategias ecológica y socialmente responsables".

Y pidieron que se "asegure una transición hacia un modelo de desarrollo rural durable promoviendo un acercamiento agroecológico".

Los participantes consideraron que esa transición debe estar centrada en el empleo, el crecimiento social y territorial incluyente, la utilización durable de los recursos, la mejora de la gobernabilidad y el intercambio del conocimiento, entre otros.

Fundado en 1962, el CIHEAM está integrado por Albania, Argelia, Egipto, España, Francia, Grecia, Italia, El Líbano, Malta, Marruecos, Portugal, Túnez y Turquía.

Durante la inauguración de la conferencia, el director general del fondo de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Granizo da Silva, insistió en que "no hay seguridad sin seguridad alimentaria, ni seguridad alimentaria para un país cuyos vecinos pasan hambre".

Tanto Da Silva como el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural argelino, Abdelwahab Nuri, que presidió el evento, hicieron hincapié en los principales retos alimentarios a los que se enfrenta la cuenta mediterránea.

El crecimiento demográfico, la escasez de agua, la degradación o pérdida del suelo agrícola, la crisis económica mundial, el aumento de los precios de los productos básicos o las consecuencias del cambio climático fueron citadas durante la exposición de los trabajos.

El secretario general del CIHEAM, Cosimo Lacirignola, llamó la atención sobre el "derroche" de bienes, medios y conocimiento y subrayó que se pierde un tercio de lo que se produce, en un entorno donde la población crece a grandes pasos.

Según el presidente del organismo, Adel al Baltagui, se prevé que la población en la cuenta sur y este del Mediterráneo, que en 2010 ascendía a 200 millones de personas, alcance los 370 millones en 2030.