‘Montes de Socios’ trabaja por recuperar los montes de colectivos de propietarios

0
7

   A través del documental “El monte, nuestro más viejo amigo”, se han presentado hoy los trabajos desarrollados de cara a la recuperación integral de los montes de socios. Desde su identificación y localización documental hasta su gestión y aprovechamiento sostenible, pasando por su saneamiento mediante la constitución de Juntas Gestoras.

     El film  descubre los problemas ancestrales de estos territorios, agravados por la emigración, y las soluciones que se aportan para su puesta en valor. A lo largo del documental se ha mostrado  cómo la recuperación de los montes de socios supone rescatar el espíritu de solidaridad que en su día unió a los vecinos en torno a sus tierras, cómo logra recuperar los paisajes y las formas de uso tradicionales, y cómo permite reintegrarse en la comunidad local a aquellos que un día tuvieron que marchar.

    La grabación del documental comenzó en octubre de 2011 y, a lo largo de más de un año, se desarrolló por multitud de montes, pueblos y paisajes de la provincia de Soria. A ellos hay que unir más de una treintena de entrevistas a condueños de diferentes montes de socios, expertos en la materia y técnicos de la Asociación Forestal de Soria. Sus testimonios, distribuidos a lo largo de los nueve capítulos en los que se estructura la película, llevan a una conclusión final: los montes de socios tienen capacidad para propiciar el desarrollo de los pueblos en España.

    El film está dirigido por el director de cine y realizador de televisión, Lorenzo Soler. De origen valenciano, pero afincado en la localidad soriana de Calatañazor, este director cinematográfico está especializado en trabajos de carácter cultural, histórico, político y social, especialmente en documentales. Posee una extensa producción y sus películas han recibido numerosos premios en festivales internacionales.

Gestión sostenible de los montes de socios

    Los montes de socios son montes particulares que pertenecen en pro indiviso a un colectivo de propietarios. Mayoritariamente, tienen su origen en la desamortización del siglo XIX y principios del XX, cuando el Estado subastó los montes que hasta entonces habían sido explotados gratuitamente por los habitantes de los pueblos.

    Estos vecinos, se reunieron y juntaron entre todos el dinero necesario y compraron los montes para poder seguir manteniendo el que era su medio de vida. En la actualidad, la situación más habitual de este tipo de territorios es la de un estado de gestión y aprovechamiento que, en ocasiones, llega al abandono, con los riesgos que esto conlleva. 

    Se trata de un problema de enorme calado territorial y social. La superficie ocupada por los montes de socios en España puede oscilar entre el millón y medio y los dos millones de hectáreas, repartidas por toda la geografía peninsular. Socialmente, hay que tener en cuenta que, en la mayor parte de los casos, se trata de propiedades adquiridas por grupos de vecinos de las zonas rurales a finales del siglo XIX. Han pasado, por tanto, entre cuatro y cinco generaciones desde que aquellos grupos –habitualmente entre 30 y 40 personas- compraran el monte, con lo que hoy fácilmente pertenece a varios cientos de personas dispersas por el mundo y que, incluso, desconocen su existencia.

    Por ello el  Proyecto piloto ‘Montes de Socios’ pretende recuperar estos terrenos en base a tres objetivos: avanzar en el conocimiento de los montes de socios; desarrollar ejemplos demostrativos de saneamiento de estos montes mediante la constitución de Juntas Gestoras –órgano previsto por la Ley de Montes para que un grupo de copropietarios puede gestionar y administrar estos territorios-; y promover la elaboración de una normativa básica que establezca un marco legal específico para los montes de socios.

    El desarrollo del Proyecto permite frenar el abandono medioambiental; la mejora y conservación del patrimonio natural; la generación de empleo y actividad económica en el medio rural; la dinamización y revitalización del grupo social vinculado al monte y al pueblo; la recuperación de la historia local.

Proyectos piloto y de cooperación

    El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el FEADER cofinancian los proyectos piloto  a través de la Red Rural Nacional, en la que también se encuadran los proyectos de cooperación que se financian con presupuestos nacionales. Desde el 2009 hasta el 2011 están vigentes 101 proyectos y las subvenciones concedidas han alcanzado los 43.781.400 euros para pilotos y 38.638.762 euros para cooperación.

     El objetivo de estas líneas de ayudas ha sido fomentar la realización de experiencias innovadoras y de cooperación que contribuyan a la diversificación económica, a la mejora de la calidad de vida y al desarrollo sostenible del medio rural, aprovechando las oportunidades que ofrece este último por su carácter multifuncional.