Morales siembra quinua para apoyar su consumo mundial como alimento perfecto

0
31

   Destacó que esta especie de cereal es el aporte de región andina para la alimentación de la humanidad debido a su calidad nutricional, con gran valor proteico y cuyos cultivos se adaptan a diversas regiones del mundo donde hay problemas de desnutrición.

    El gobernante boliviano fue designado en junio pasado embajador especial para la quinua de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

    También avanzó que probablemente viajará el próximo 1 de enero a la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York para lanzar el Año Internacional de la Quinua para 2013, en un acto que debía haberse celebrado en octubre pasado y que fue pospuesto debido al huracán "Sandy" que azotó la costa este de EE.UU.

    La quinua (chenopodium quinoa willd) se originó en Los Andes hace 7.000 años y fue uno de los alimentos clave de los habitantes de los imperios andinos tiahuanacota e inca, según investigaciones de la fundación boliviana Proimpa difundidas por la FAO.

    Las propiedades nutricionales de este grano son superiores respecto a las del trigo, el arroz y el maíz en cuanto a proteínas y grasa.

    Además, la quinua puede ser cultivada en diferentes altitudes y climas, lo que la convierte en una opción para las poblaciones sin acceso al consumo de carne.

    La NASA ha incluido la quinua entre los alimentos del Sistema Ecológico de Apoyo a la Vida para equipar sus cohetes en viajes espaciales de larga duración, lo que demuestra su importancia, destaca el mismo estudio.

    En otras ocasiones, Morales también ha subrayado que eran los indígenas los que cultivaban y consumían principalmente quinua, mientras que supuestamente la población urbana menospreciaba su consumo por prejuicios sociales, si bien ahora se ha hecho un hueco en las mesas más exigentes del mundo.

    Los cultivos de quinua en Bolivia representan el 46 por ciento de la producción mundial de este grano, del que Perú es el segundo productor mundial con el 42 por ciento y Estados Unidos el tercero. También hay cultivos crecientes en Europa y en Asia.

    El Gobierno boliviano financia la expansión de los cultivos del grano con un fondo de 12 millones de dólares y Morales ha anunciado hoy también que se apoyará la industrialización de la quinua en el país, un sector en el que en este momento Perú aventaja a Bolivia.

    El viceministro de Desarrollo Rural, Víctor Hugo Vázquez, dijo a Efe que Bolivia es uno de los principales productores y exportadores mundiales de quinua, con 69.000 hectáreas de cultivo alcanzadas este año que proporcionaron una cosecha de 44.000 toneladas.

    De toda su producción, Bolivia solo destina al consumo interno unas 12.000 hectáreas y el resto es exportado al mundo, lo que ha reportado al país unos ingresos de 85 millones de dólares anuales.

    Para el 2013 la previsión es tener 100.000 hectáreas cultivadas.

    Según Vázquez, pese a que en varias partes del mundo se comenzó a cultivar este grano, Bolivia es el único lugar donde crece "quinua real", una variedad "mucho más rica y completa para el desarrollo del ser humano".

    Con la siembra de la quinua, Morales completó dos días de visita a su comunidad natal de Isallavi y al municipio de Orinoca, donde el viernes anunció la construcción del que será el museo más grande de Bolivia como homenaje a la "revolución" que encabeza desde el 2006.