Murcia apoya un proyecto para reducir consumo y emisiones

0
3

COMUNIDAD DE MURCIA.-La Región de Murcia lidera un proyecto innovador para inyectar hidrógeno a los motores diésel de camiones de transporte con el fin de reducir el consumo de carburante y las emisiones de gases de efecto invernadero.

La Consejería de Universidades, Empresa e Investigación desarrolla esta iniciativa a través de la Agencia de Gestión de Energía de la Región de Murcia (Argem) y junto la Asociación Murciana de Logística (AML), las empresas Disfrimur e Iveco y la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT).

Se trata de una acción conjunta de colaboración público-privada en la que se unen empresas y centros de conocimiento, y ya ha dado sus primeros pasos en el banco de ensayos de la UPCT, con óptimos resultados.

Así, se ha comprobado la mejora de la eficiencia energética y la reducción de las emisiones al mejorar las condiciones de combustión, y se estima un aumento de la durabilidad del motor.

Las estimaciones realizadas indican un ahorro de combustible de alrededor del siete por ciento, mientras que se reducen las emisiones de monóxido de carbono e hidrocarburos por kilómetro en un 25 por ciento, y de óxidos de nitrógeno en un 15 por ciento. Además, la opacidad de los humos llega a disminuir hasta un 50 por ciento.

Tecnologías ‘limpias’

Esta iniciativa coincide con uno de los focos estratégicos del Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación. En concreto, el de medio ambiente y sostenibilidad, que agrupa todo lo relativo a tecnologías ‘limpias’, energías renovables, biodiversidad y gestión sostenible de los recursos hídricos y del mar.

Su desarrollo contribuirá a la mejora de la competitividad de las empresas del sector de la Región, así como a una mejora en la calidad del aire, al reducirse las emisiones de gases.

El proyecto, denominado ‘Tecnología de inyección de hidrógeno y metano en motores diésel para su uso en transporte pesado’, cuenta con una segunda fase, que comenzará en breve en el banco de rodillos de Iveco, en Cartagena.

En un paso más, está previsto el diseño de un dispositivo utilizable por las empresas, con la fabricación de un prototipo. Asimismo, no se descarta que una vez obtenidos los primeros resultados se pueda aplicar a otros vehículos pesados, como los autobuses.

Según la memoria de esta experiencia, que ha sido reconocida por el Ministerio de Industria como ‘Proyecto Innovador’, la información obtenida en el estudio "servirá para analizar la viabilidad de desarrollar un sistema de inyección de hidrógeno o metano, bien producido a bordo por electrólisis a partir de agua destilada o bien basado en botellas de gases a presión, a partir del ensayo en banco de motor".

Esta tecnología es pionera en el ámbito europeo, ya que no hay constancia de ningún estudio con este rigor en colaboración con una universidad.